miércoles, 26 de diciembre de 2012

Detendría el tiempo solo para pararme a pensar

A veces estar aquí se me hace extraño, como si volviese atrás en el tiempo, a una etapa llena de buenos recuerdos y otros que casi se me antojan absurdos. Recuerdo todas esas veces que busqué razones, anhelando algo que nunca llegué a lograr por mucho que perseveré, y me invade la sensación de equivocarme de nuevo, como si no hubiera aprendido lección alguna.
Soy de los que creen que las personas pueden cambiar, a excepción de la esencia de cada uno, que permanece imborrable. Quizás es que he cambiado tanto este tiempo que no me siento la misma persona siquiera. Ha sido emprender un nuevo vuelo en solitario y que los cimientos de aquella tonta que fui durante años se hayan desmoronado a mi paso, pero ya no sé qué camino andar. A pesar de los kilómetros, siento el reloj acusándome con sus manecillas en eterno movimiento por no saber cuál es la decisón correcta, y la cuenta atrás me acecha tras la nuca susurrándome que debo despertar y afrontar mi vida como yo la he construido. No consigo equilibrar la balanza a mi favor, como si todo no fuera ya complicado de por sí, siempre logro encontrar un camino todavía más difícil de transitar.

martes, 25 de diciembre de 2012

Date a girl who reads.

"Date a girl who reads. Date a girl who spends her money on books instead of clothes. She has problems with closet space because she has too many books. Date a girl who has a list of book she wants to read and who has a library card since she was twelve.
Find a girl who reads. You'll know that she does becasue she will always have an unread book  in her bag. She's the one lovingly looking over the shelves in the bookstore, the one who quietly cries out when  she finds the books she wants. You see the weird chick sniffing the pages of an old book  in a second hand book shop? That's the reader. They can never resist smelling the pages, specially  when they are yellow.
She's the girl reading while waiting in that coffee shop down the street. If you take a peek at her mug, the non-dairy creamer is floating on top because she's kind of engrossed already. Lost in a world of the author's making. Sit down. She mights give you a glare, as most girls who read do not like to be interrupted. Ask her if she likes the book. Buy her another cup of coffee.
Let her know what you really think of Murakami. See if she got through the first chapter of Fellowship. Understand that if she says she understood James Joyce's Ulysses, she's just saying that to sound intelligent. Ask her if she loves Alice of if she would like to be Alice.
It's easy to date a girl who reads. Give her books for her birthday, for Christmas and for anniversaries. Give her the gift of words, in poetry, in songs... Give her Neruda, Pound, Sexton, Cummings... Let her know that you understand that words are love. Understand that she knows the difference between books and reality but by God, she's going to make her life a little like her favourite book. It will never be your fault if she does.
She has to give it a shot, somehow.
Lie to her. If she understands syntax, she will understand your need to lie. Behind words are other things; motivation, value, nuance, dialogue. It will not be the end of the world.
Fail her. because a girl who reads knows that failure always leeds up to the climax. Because girls who understand that all things will come to an end. That you can always write a sequel. That you can begin again and again and still be the hero. That life is meant to have a villain or two.
Why be frightened of everything that you are not? Girl who reads understand that people, like characters develop. Except in Twilight series.
If you find a girl who reads, keep her close. When you fin her up at 2 am clutching her book to her chest and weeping, make her a cup of coffee and hold her, You may lose her for a couple of hours but she will always come back to you. She will talk as if the characters in the book are real because for a while, they always are.
You will propose on a hot air ballon or during a rock concert. Or very casually the next time she's sick. Over Skype.
You will smile so hard, you will wonder why your heart has not burst and bled out over your chest yer. You will write the story of our lives, have kids with strange names and even strange tastes. She will introduce your children to the Cat in the Hat and Asian, maybe in the same day. You will walk the winters of your old age together and she will recite Keats under her breath while you shake the snow off your boots.
Date a girl who reads because you deserve it. You deserve a girl who can give you the most colourful life imaginable. If you can only give her monotony and stale hours and half-baked proposals, then you're better off alone. If you want the world and the worlds beyond it, date a girl who reads.
Or better yet, date a girl who writes..."

domingo, 23 de diciembre de 2012

Ella vive ardiendo, pero de frialdad se viste

Nuestro más grande error es creernos capaces de convencer a alguien de lo contrario a lo que se aferra a base de palabras. No podemos vendernos a base de argumentos como la mejor opción para alguien cuando ese alguien está enamorado de otra persona, pues de sobra sabemos que cuando se ama el resto de personas se vuelven menos visibles, yo diría que casi hasta el punto de desaparecer. Cuando dos personas han nacido para estar juntas son los hechos quienes hablan por sí solos, como enviando señales, de esas veces que miras a tu alrededor y vislumbras las miles de evidencias. Entonces te preguntas cómo demonios has gastado tanto tiempo de tu vida buscando algo que la vida te entrega solo cuando has dejado de pedirlo.

miércoles, 19 de diciembre de 2012

Siempre ha sido nuestro gran error


"No puedes restarle importancia a un sentimiento solo porque tienes miedo de que termine y de tener que estar dando explicaciones a los demás sobre por qué has puesto punto y final. Amiga, esa es una actitud de cobardes, pero no de esos cobardes que temen a cosas concretas y gritan cuando las tienen cerca, no. De esos cobardes que se encierran en su caparazón de miedos irracionales y fingen que no sienten o que no aman porque les aterroriza que alguien tenga total poder sobre sus órganos más frágiles, o caerse y no encontrar fuerzas para volverse a levantar."

martes, 18 de diciembre de 2012

How to be brave?

Llega un momento en que la realidad, quienes somos y hemos estado tratando de ocultar a ojos de los demás, supone una carga demasiado pesada a hombros de una sola persona. Vivimos pensando que controlamos nuestro modo de actuar y nuestros sentimientos a nuestro antojo, como si eligiéramos las desilusiones que vivimos o de quién y cuán rápido nos enamoramos. 
Supongo que siempre he tenido miedo de no llegar a conocerme a mí misma, y ahora que me tengo de frente no me queda otra opción que cargar con las consecuencias. No soy yo la privilegiada capaz de esquivar las tretas del destino.

domingo, 16 de diciembre de 2012

Y las debilidades más profundas jamás las revelamos por puro miedo

Los miedos son como las cicatrices, que al destaparlas ante los demás sientes como si les pusieras en bandeja tus más profundas debilidades, como si les dieras las herramientas para destruirte como persona sin importarte la razón, por eso solo se las confiamos a aquellas personas que creemos que son dignos de ellas. Porque tener en tus manos la confianza de una persona es casi como sostener una delicada pieza de cristal: en cualquier momento puede resbalar entre tus dedos y hacerse añicos, en un mero suspiro, y reconstruirla es una misión solo digna de la más absoluta perseverancia.

viernes, 14 de diciembre de 2012

Quizás esta nunca fue mi lucha

Hay actitudes del porvenir que escapan del alcance del ser humano. Es una lección que quizás deberíamos traer aprendida, pues nos haría la vida mucho más sencilla. Sin embargo, es una de esas verdades que alcanzamos a comprender una vez nos hemos pasado días enteros llenos de culpabilidad por distintos sucesos acaecidos. Cuando la tormenta ha pasado y abrimos los ojos para contemplar de nuevo y poco a poco la calma, entonces somos conscientes de cuántas veces nos hemos inculpado inútilmente por algo sobre lo que no tenemos ni voz ni voto. El destino no da explicaciones a la hora de actuar, simplemente arrasa con todo obstáculo posible para alcanzar su cometido.

lunes, 10 de diciembre de 2012

Trata de vencer el miedo, que el fin es inevitable

"Quita la familia, los amigos, los buenos sucesos, el poder de un beso, dime, ¿Qué somos sin todo eso?"
Cada caída nueva parece la primera, esa que arrasa todo a su paso, olvidándose de que yo también sigo aquí, más viva que nunca y manteniendo altas mis esperanzas porque de otro modo podría caer irremediablemente. 

jueves, 6 de diciembre de 2012

Volvemos a encontrarnos, vieja perdedora

En este tiempo no he echado de menos tu presencia, ni tu aroma derrotista, ni la sensación de inseguridad que desprendes. Creía que te había dejado atrás junto con los peores momentos de nuestra coexistencia, pero ya  veo que siempre vuelves por muy lejos que desee aparcarte. De todos modos no esperaba verte tan pronto, me hallo en un estado de no saber qué decirte ni cómo actuar. Quizás debí haber preparado un guion por si esto sucedía, pero alguien me ha tenido tapados los ojos, a la vez que me describía un mundo hermoso y lleno de momentos felices, así que jamás creí que nuestros caminos podrían volver a cruzarse en un futuro próximo. Qué poco dura a veces la sensación de victoria, querida perdedora. No sé por qué he llegado a creer que te perdería de vista, si es que tenemos más que una vida en común, más que mil momentos de pura decepción para recordar.

lunes, 3 de diciembre de 2012

Aún tengo millones de palabras por plasmar

"Desde que nací supe que iba a ser escritor. Estaba dispuesto a morirme de hambre para serlo". (Gabriel García Márquez)

Pasa tanto tiempo desde la última vez que le dediqué una entrada a ella que parece surrealista. Ella, que aparece en los peores momentos cual salvavidas, que es mi vía de escape para los momentos en los que me vence el desasosiego. Ella no es visible, ni siquiera se puede tocar, mas es la primera que me tiende la mano para socorrerme cuando necesito salir del pozo, y es quien mejor conoce quién soy, cada recoveco de mi intrincada personalidad y cada uno de mis deseos e intenciones. Supongo que durante un tiempo la he dejado apartada, me he visto seca de palabras por absurdos motivos, como si todo no hubiera sido lo suficientemente difícil como para apartar también este aliciente, la pasión más importante que tengo en mi vida. Pero aquí estoy de nuevo, cargada de ideas, porque siempre he sabido hasta dónde quiero llegar, ya que ella, la escritura, me ha dado los momentos más satisfactorios de mi vida.

domingo, 2 de diciembre de 2012

El cariño se siente, no trates de idealizarlo

¿No les ha pasado nunca eso de que gastas tantas y tantas horas de tu vida esperando algo, que cuando sucede todo parece irreal? Me gustaría poder decir que no he estado mucho tiempo tiempo tras un caso perdido, quisiera afirmar que siempre he sido una persona decidida y que sabe qué rumbo tomará en la vida. Sin embargo, quizás sería una blasfemia hacia quien he sido hasta hace pocos meses atrás, porque las malas experiencias se entierran, pero no se olvidan por completo porque entre sus cicatrices nos dejan las más sabias lecciones.
Hay personas desencantadas con la vida a miles, incluso millones. Yo, como alguien poco fatalista, siempre he tenido férrea confianza en que el destino me daría lo que merezco. Y una vez me ha sucedido, casi cuesta creerlo, como si no quisiera confesarme a mí misma cuán feliz soy por si las esperanzas suben demasiado alto y luego han de caer de nuevo.
Sin embargo, de un tiempo a esta parte el optimismo ha podido con esa parte de mí reticente a dejarse llevar por los sentimientos. Confío de nuevo en quien soy y en todo lo que tengo, así como en las posibilidades que la vida está dispuesta a ofrecerme. En ocasiones pienso que no he sido todo lo fuerte que podía, mas esa parte de mí ha quedado definitivamente atrás, junto con los recuerdos de un tiempo tan especial como turbio a partes iguales. Me quedo con todo lo bueno de las experiencias vividas y con las enseñanzas de cada caída. El tiempo perdido no conseguirá opacar todo lo que tengo ahora.

miércoles, 28 de noviembre de 2012

Hoy que no estás quedo atrás como un perdedor

"Y no eres consciente de lo que has amado a esa persona hasta que crees haberla perdido, hasta que esa parte que creías llena de pronto la notas vacía, y sabes con certeza cuál es la razón. Te buscas entre los retales de quien solías ser, entre los restos de esa persona que antes eras tú y ya no sabes quién es, porque ella se lo ha llevado todo, incluso esas cosas que creías tan tuyas. Porque no importa cuántos años nos conceda la vida para adquirir experiencia, da igual cuán maduro seas cuando te precipites al abismo de arriesgar y enamorarte. El dolor de la caída solo depende de la grandeza de los sentimientos. Y cuando te percatas de que la has amado como nunca y la has vuelto a perder, no te queda otra cosa que observar impotente como el destino vuelve a llevarse tu fuerza y tus ganas de vivir a un lugar donde no seas capaz de hallarlas."

martes, 27 de noviembre de 2012

Y son esos prejuicios los que me frenan constantemente

No entiendo en qué estación nos hemos detenido, hasta qué punto hemos de llegar para saber quiénes somos o qué nos depara el futuro. Nos piden coherencia, mas, ¿Y si a veces hace falta un poco más de tiempo para alcanzar a comprender? Quizás es que no nos hemos detenido bien a pensar cuáles son nuestras metas.
Todo se detiene de pronto, el mundo parece darme un respiro para que sea capaz de vislumbrar de un modo más nítido aquello que deseo para mí. Creo que no he sabido rebelarme contra mis propios prejuicios, que me he dejado llevar por cosas que creo imposibles pero que algo en mí me cree con capacidad para ello. De todos modos, no soy ni la mejor persona del mundo ni la que más éxito merece, y mis inseguridades me frenan constantemente, como un muro que aún no he sido capaz de derruir. No obstante, lo que espero de las personas que me rodean no es que traten de cambiarme, sino que comprendan quién soy y apoyen mis decisiones por muy equivocadas que crean que son.
A veces olvido que vivo en un mundo de personas mezquinas que lo único que anteponen a la consecución de su propio éxito es el fracaso ajeno, un mundo de esos en los que los débiles se quedan rezagados y pierden las mejores oportunidades. Supongo que hemos nacido para esto, para destruirnos los unos a los otros sin razón aparente para así alcanzar nuestras metas sin importar a cuántas personas tenemos que pisar por el camino.

viernes, 23 de noviembre de 2012

He dejado de intentar descifrar los segundos

Y cuéntame de nuevo qué significa para ti perder el tiempo, pues es que nos pasamos media vida tratando de averiguar el significado de los segundos cuando son ellos los que nos envuelven atrapándonos en su inmensa magia. Esa magia que evitamos con posturas indiferentes, creyéndonos más de lo que nunca hemos sido por el mero hecho de no sentir tan profundos sentimientos, pues pensamos que no enamorándonos evitamos esa debilidad. Y cuán absurdas podemos ser las personas a veces, y también tan cobardes que no lo llego a concebir. Que el tiempo como concepto abstracto es incontrolable, a veces cura heridas, otras veces las reabre. No depende de quienes somos, sino de cuánta paciencia estamos dispuestos a tener a la hora de dejar atrás tan importantes recuerdos.

martes, 20 de noviembre de 2012

A reason to start over new

Búscame aunque tengas la sensación de que no quiero ser encontrada, aunque tengas que hacer caer muros de hormigón para llegar hasta lo más profundo de mí.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Queda mucha vida para seguir malgastando tiempo

Cada uno de nosotros tiene sus razones. Para vivir, para reír, para ser felices, quizás incluso para no hallar un camino mejor que el de atarse a un sentimiento caduco y casi morir en vida. Pasamos mitad de nuestra existencia buscando respuestas a unas preguntas que desconocemos, y la otra mitad amargados por no lograr hallarlas. Y cuando volvemos la vista atrás y vemos en qué sandeces hemos malgastado el valioso tiempo que el destino nos concede, echamos a correr, tratando de alcanzar un pasado que nunca vuelve, que no se deja atrapar por muchos lamentos que le dediquemos.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Pitch-and-toss

"If you can make one heap of all your winnings
And risk it all on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breath a word about your loss,
Yours is the Earth and everything that’s in it"

Y es que no somos los dueños del universo, podremos cambiar lo que somos pero no todo aquello que nos rodea. Llega un momento en el que debemos detenernos a pensar quiénes somos o quiénes deseamos ser, porque la vida se basa en construir poco a poco, pero siempre sobre aquello que representa nuestra esencia. ¿Por qué repeler el riesgo? Dime, ¿Por qué temer otra vez a la caída? Si todo en la vida tiene su función, y ya he resurgido una vez desde lo más profundo de mi pozo personal. Mírame, soy de nuevo yo, aunque queden pequeños retales de esa persona desconocida que fui durante tantos meses. No seré capaz nunca de controlar el destino, de mover los hilos, mas no me preocupa lo que pase. Puedo perderlo todo otra vez, pero nunca la confianza para recuperarme de los más duros golpes.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Los valientes son los que saben llorar con la cara descubierta

¿Saben cuál es la peor sensación del mundo? Esa que sientes cuando el alma te pide con ansias una sonrisa y no eres capaz de encontrar motivo alguno para dársela, cuando sientes que no hallas motivos para la felicidad y has de construir unos propios desde cero, tallando ilusiones falsas bajo el yugo de esos sueños que jamás llegaron a cumplirse. La peor sensación del mundo es cuando necesitas unos segundos de tregua y no tienes el poder suficiente para detener el mundo y pensar, ocasionando esa absurda impotencia.
No quiero olvidar los peores momentos, porque son esos los que más cosas me han enseñado. Si estoy aquí es porque he sido capaz de reponerme, aunque los miedos sigan ahí, intactos... aunque no sea esa persona valiente que me gustaría ser. Solo espero que este camino sea el correcto, que este barco me lleve a buen puerto, porque tengo todas mis esperanzas puestas en ello.

sábado, 27 de octubre de 2012

Για πάντα

Quizás sean estos los mejores arranques de locura, que en un momento te paras a pensar y observas todo lo que tienes, y maldices a aquellos que creen tener lo mismo. 
Dejamos ir toda una vida buscando alguien que nos acompañe, que guíe nuestro destino, casi tapándonos los ojos para no ver que solo unos cuantos tenemos la suerte de poseer esa persona desde el día en que nacemos. Esa persona que no se puede comparar con la simple amistad, que sabes que ninguna tormenta amedrentará cuando se trate de ayudarte o de consolarte. Esa persona que cuando se va origina un vacío más hondo que miles de océanos, pero con el tiempo aprendes que sigue ahí a través de los kilómetros. ¿Quién se atreve a comparar algo así con una amistad ordinaria? ¿Quién tiene el valor de llamar hermano o hermana a alguien que no lo es, alegando una amistad eterna e irrompible?
Muchos creen tener la suerte que he tenido yo, afirman haberla encontrado por el camino... Cuán equivocados están. Esta fortuna nos viene designada de nacimiento, sin haberla escogido, son el destino y el absurdo azar quienes escogen esta condición. Y yo, a través de miles de momentos de desasosiego, he tenido la suerte más grande que se le puede otorgar a una persona, la suerte de tener la certeza de que jamás estaré sola, de que aunque equivoque mi camino, siempre la voy a tener a mi lado.

viernes, 26 de octubre de 2012

Esos fallos que terminan siendo fracasos

Pongamos de una vez las cartas sobre la mesa, mostremos nuestras coartadas, porque tengo esa sensación de estar dando vueltas en círculo sin terminar de vislumbrar mi destino. Cada uno trata de salvar su pellejo con millones de excusas, tratando de buscar la inocencia, la absolución de todas esas cosas que no supimos hacer. Y nos perdemos por el camino mientras intentamos fingir que nada sucede, supongo que porque esa es la manera más fácil, aunque la absurda idea de no estar haciendo todo lo necesario nos corroa por dentro. Todo parece haber sido en vano... Quizás el mayor fallo del ser humano es recordar los malos momentos y los más grandes errores por encima de los sacrificios y los instantes felices.

martes, 23 de octubre de 2012

Words are very unnecessary

"Y justo cuando estoy a punto de caer, de rendirme ante mis paranoias de persona débil y absurda, apareces de nuevo, para iluminarlo todo, para enseñarme que los miedos son como los resfriados: si no se curan a tiempo ocasionan calamidades. Y no quiero temer, porque me siento segura de esto, mas en ocasiones se me hace inevitable... como si tú y yo no tuviésemos suficientes diferencias, como si tuviera que dedicarme a ponerle peros a todo esto, cuando el destino se encarga de ponérselos él solito."

sábado, 20 de octubre de 2012

Take my hand, the best is yet to come

Supongo que cuando uno al fin alcanza sus metas y llega a ese estado de felicidad inconcebible es cuando más miedo tiene. Significa estar constantemente mirando de un lado a otro, como esperando que ninguna circunstancia cercana pueda cambiar lo que ya tienes, temiendo que un leve movimiento lo haga caer todo, junto con tus ilusiones recién reconstruidas.
Siento que quizás he encontrado lo que andaba buscando, que finalmente las aguas han vuelto a la calma después de tantas turbulencias. Distintas personas, distintas situaciones, distintas épocas. Pero los mismos miedos, exactamente los mismos que conozco tan bien. Puede que estos no se vayan nunca, que deba aprender a tratar con ellos para el resto de mis días. No me importa siempre y cuando el destino sea justo, que no me arrebate lo que se me ha concedido esta vez.
Y no me arrepiento de quién he sido, de qué decisiones he tomado, ni siquiera de a qué personas he querido con mayor fuerza. Sin embargo, lo queramos o no, llega un momento en el que una parte de nosotros se cansa del todo por nada, del amor inconsolable que ha de sanar sus propias heridas. Y aquí me tienen, recompuesta, viva de nuevo, avanzando por este nuevo sendero pedregoso que lo menos que deseo es abandonar, sino descubrir todos y cada uno de sus rincones.

viernes, 12 de octubre de 2012

That kind of loving sends a man right to his grave



"Nunca me gustaron las despedidas, sinceramente, y aunque todo esto pueda asemejarse a una, no lo es. Simplemente es un llamamiento a algunas cosas que me dejé atrás en este tiempo y que ahora deseo recuperar. Perdí a la persona más importante de mi vida por ambicioso, y aunque no estoy seguro de si leerá esto, sé que en algún momento la vida nos dará una nueva oportunidad. Hoy abandono el trabajo que logré anteponiendo mis intereses al amor que sentía por ella, y le pido perdón por no haber sabido retenerla o tratarla como siempre mereció. No quiero triunfos, ni una buena vida, ni nada que pueda parecérsele, si no es a su lado. No me importan las miserias, ni el que dirán, siempre y cuando pueda ver su rostro cada mañana cuando abra los ojos y me sonría con expresión somnolienta. Algunos dicen que arriesgar por el amor es en vano, que al final se termina, que siempre es preciso mirar por ti antes que por esa persona a la que amas. Quien piense de esa manera jamás ha estado enamorado como lo estuve y sigo estando. Sé que todo fue mi culpa, y aunque ahora huya de aquí como un cobarde, volveré a buscarla en cuanto todo en mi cabeza esté en orden. Supongo que también guardo la esperanza de que ella venga, que sepa aceptar mi perdón y mi arrepentimiento y venga a buscarme al lugar donde estaré cuando esta reflexión salga a la luz, un lugar del cual le confesé en su día que era mi refugio para pensar, y que si algún día me sentía perdido, iría para poner mis pensamientos en calma. Tú, si estás leyendo esto, perdóname. Fallé en todo, fui un estúpido, pero te amé como nunca fui capaz a nadie. ¿Sabrás olvidar todo esto? Espero una respuesta afirmativa, aunque si no es así, no te juzgo. La culpa es toda mía, lo sé, pero te quiero."

viernes, 5 de octubre de 2012

Your chances are over

Cuando todo alcanza su límite, muchas cosas dejan de tratarse de amar o no amar. Llega un momento en que los sentimientos pasan a un casi absurdo segundo plano. Si ya no somos niños, o eso es lo que nos gusta creer, quizás deberíamos dejarnos de idilios y mirar al frente sin el miedo de quienes hemos amado y no hemos sido correspondidos. Porque hay amores destructores, más que nada desamores, y tanta gente se queda por el camino... Pero no, la rendición no entra dentro de mis planes. Aquí estoy de nuevo, por mucho que traten de hacerme caer. Tras tocar fondo, no queda otra cosa que hacer que comenzar a avanzar hacia la superficie.
Y cuando creía que la fuente de oportunidades que te había brindado era inagotable, entonces busqué una nueva para seguir justificando tus actos y no fui capaz de hallarla. Creo que esto ha sido todo.

domingo, 30 de septiembre de 2012

Didn't you feel me lock my arms around you?

Los recuerdos me atan a ese pasado incierto, que ahora parece desvanecerse entre noches en vela y días monótonos. Y todo ello me conduce a una misma dirección, esa que trato de evitar, y me invita a no abandonar todavía... Trato de hallar mi coartada y me pierdo entre momentos vividos, aquellos que me corroboran que todo está bien y que el destino me guiará por sus sabios senderos. Sin embargo, de vuelta al presente todo parece cubrirse de neblina. Y a veces pienso que estoy errando todos mis pasos, que solo me esclavizo a mí misma atándome a un futuro lleno de incertidumbre. Ya no sé a quién obedecer, esta lucha interna entre lo que deseo y lo que debería hacer solo está causando la mayor de las confusiones en mí.
"Right now I feel invisible to you, like I'm not real..."

miércoles, 26 de septiembre de 2012

Quizás quien ha cambiado en mayor medida he sido yo

Ya no intento comprender las razones de nadie. Se me han acabado las excusas para seguir bajo el yugo de tu presencia demoledora, y trato de escapar de lo que he sido este tiempo para crear una nueva etapa de mí misma.
Ilusa. Jamás he sido capaz de escapar de esta sombra que me persigue, que hoy en día se me presenta intermitente. ¿Y si nunca he sabido actuar en las peores situaciones? ¿Y si estoy tan acostumbrada a los momentos de tranquilidad que no me he preparado para enfrentar lo peor? Es como cuando estás tranquilamente mirando a tu alrededor, sin esperar nada, y de pronto algo se cuela en ti sin darte cuenta... y entonces eres consciente de que te has enamorado y no puedes remediarlo. Y no es fácil dejar atrás a alguien por quien sientes tantas cosas, y menos cuando hay días que recibes indiferencia total, y otros en los que parece que podrías tener una oportunidad.
Quizás es que me he cansado de idas y venidas, de esperar algo que nunca llega mientras influye como nada en mi ánimo y en mis pensamientos. Y aunque no pueda asegurar que lo he olvidado todo o que los sentimientos han desaparecido, he vuelto. Hace tiempo que no soy la misma, que me hallo casi perdida en este mundo de incomprensibles situaciones. Pero ya no encuentro más razones para seguir sometiéndome a mí misma, aunque nada haya cambiado lo suficiente como para decir que no pasa un segundo del día que no piense en ti. Vivir es percatarse de que no siempre las cosas que deseamos nos son concedidas, y esencialmente se trata de ser capaces de renunciar a aquello que nos produce más desasosiego que alegrías, por mucho que lo deseemos. 
Hay trenes que, por mucho que queramos cogerlos, terminan llegando tarde y se nos hace imposible, aunque sea por pocos segundos. Esos segundos capaces de cambiar una existencia, que dan un giro imprevisible a quienes somos o a quienes seremos en el futuro. Yo, por mi parte, ya he echado a andar, decidida a no esperar ni un segundo más en esta estación desierta, en la que llevo tanto tiempo. Ojalá para cuando llegue el momento, la llama no haya terminado de apagarse, porque, aunque no lo creas, sigue fastidiándome haber gastado tantos sentimientos y tantos hermosos momentos en vano.

martes, 18 de septiembre de 2012

A veces todo el tiempo del mundo no es suficiente

Los sueños son traicioneros, y por mucho que el tiempo cure las heridas abiertas del pasado, basta con una sucesión de imágenes que dure unos pocos segundos para deshacer todo el camino andado, para desear que estas sean reales con una fuerza sobrehumana que aún no alcanzo a controlar. Los peores sueños son esos en los que todo parece ir sobre ruedas, y de pronto abres los ojos y te percatas de que nada ha cambiado. Es como darte un golpe seco contra un muro de hormigón. Y cuando sucede, no sabes a qué agarrarte, porque todo parece desvanecerse entre tus dedos.
Y es que no quiero que por mí sientas lástima, antes prefiero que pases esta página...

lunes, 10 de septiembre de 2012

Quizás esto se me ha ido de las manos

Sucede que llevas unos días viviendo como en una realidad paralela, lejos de aquello que te hace daño de un tiempo a esta parte, dejando atrás con éxito todos los momentos vividos y que nunca alcanzaste a comprender. Ya no necesitas explicaciones, al parecer tu vida ya no depende de ello. Y, de pronto, como si te hubieses subido a una máquina del tiempo, como si los duros esfuerzos por olvidar hubieran sido en vano, alguien pronuncia las palabras mágicas, que te confirman que él está cerca, y que tu nueva vida ha sido solo un espejismo. Porque los momentos malos están ahí, solo son pasado, pero son los hermosos los que más duelen, los que te tientan a buscarle y pedirle millones de explicaciones.
Entonces, ¿Qué te queda por hacer sino lamentarte? Quizás desear no haberte permitido enamorarte de este modo. Y te sientas en el primer lugar que encuentras, porque no hallas otro modo de apaciguar la angustia. Solo te sientas a esperar que se te pasen las ganas de verle. Lo que no sabes es que hay deseos que escapan al control del ser humano.

domingo, 9 de septiembre de 2012

Los imposibles también existen

Puede que finalmente sea cierto todo lo que me ha atormentado estos meses, que tú y yo tengamos nuestro hueco en este mundo el uno al lado del otro. Pero quizás he llegado demasiado lejos, hasta seguir de un modo ciego estos sentimientos que me han cambiado de los pies a la cabeza. No diré lo siento, y jamás me arrepentiré de haber dado rienda suelta a esto, porque aunque los momentos amargos han sido más abundantes, los buenos me han compensado totalmente. Pero hasta aquí he llegado. No puedo pelear yo sola en una batalla de dos, me niego a dejar que me consuma y caer derrotada por una causa por la que no has mostrado interés. Quizás te importe más de lo que parece, pero me extenúa sobremanera que des un paso adelante y dos hacia detrás, de tener que tirar del carro sola y sin llegar a obtener respuestas coherentes, teniendo que darle mil vueltas a tu modo de actuar para ver más allá de lo que dices en mi presencia.
Te echo de menos, sí, pero no voy a buscarte, porque me está consumiendo y ya no lo soporto más.

viernes, 7 de septiembre de 2012

This time I'll save myself

Tengo esa extraña sensación de que la vida me consume, de que ahora que se ha interpuesto la distancia es cuando más quisiera estar cerca, cuando peor me van las cosas, porque no te siento ahí aunque no te vea.
Comienzo a cambiar de rumbo, no quiero que esto sea del mismo modo que antes. No puedo condicionar mi existencia a lo que hagas, y menos ahora que todo ha cambiado, que he volado con el fin de comenzar de nuevo. Quizás no lo creas, pero mi tren está a punto de emprender su propio camino, porque no estaré toda la vida en el mismo lugar aguardando tus decisiones tardías, que quizás me han dado más quebraderos de cabeza que buenos momentos. Esta es mi cuenta atrás, quizás aún quede tiempo, pero cuando haya tomado un paraje distinto ya no habrá fuerza posible que lo haga retroceder.

martes, 4 de septiembre de 2012

El rencor es un mal consejero

Cuando pase el tiempo y todo caiga, cuando no seamos más que polvo escondido bajo la alfombra de recuerdos marchitos, entonces querrás dar marcha atrás. Y en ese momento te darás cuenta de cuán mal consejero puede ser el rencor. Pero cuando suceda todo habrá terminado, porque no me quedaré para verte caer. El abismo entonces será todo tuyo, quizás así comprendas que más allá de los fallos de los demás se encuentran tus propios errores, esos que tratas de esconder sin éxito para no mostrar tu parte más débil.

miércoles, 29 de agosto de 2012

Nunca me verán caer

Supongo que la fortaleza se trata de eso, ¿no? De sobreponerse a los peores momentos. No es cosa mía ir mendigando atenciones, porque no soy de esas que van por ahí dando lástima. Y jamás me verán perder los papeles. Me cansé de ser la que sigue a los demás hace tanto tiempo que ya ni siquiera recuerdo esa sensación... Ese momento en que te sientes por debajo de alguien en todos los sentidos. Aquí estoy, soy como soy, con mis momentos buenos y malos. Los hay que han decidido completar la difícil tarea de ganarse mi confianza, otros se han cansado por el camino... y otros simplemente la logrado y han vuelto a perderla.

domingo, 26 de agosto de 2012

La máquina del tiempo solo existe en las películas

Solo espero que jamás te arrepientas del lugar que has escogido, el lugar en el que estás ahora. Quizás no sea tu culpa, puede que tampoco la mía, pero créeme cuando te digo que cuando dos personas toman rumbos distintos es muy difícil de sobrellevar. Quizás sea imposible solventarlo. Y yo ya he escogido, puede que no sea demasiado tarde para ti. Ahora bien, todo esto se le escapa a mi entendimiento, no sé qué cosa  tan absurda tenemos los seres humanos en nuestra personalidad que tendemos a fastidiar las mejores situaciones, por muy sólidas que parezcan.
Sin embargo, no es momento de quejas. No es sencillo predecir una decepción, y mucho menos arreglarla después de que se ha completado. Ojalá no permitas que suceda, porque después solo los años podrán demostrarnos si las aguas volverán o no a su antiguo cauce. No sé qué esperas de mí, pero las exigencias sobran en esta situación que parece sobrepasar los bordes de mi paciencia, que me hace pensar que todo ha sido en vano... Y no lo niegues, así ha sido, como tirar piedras al vacío. Esperas algo a cambio, porque aunque parezca un gesto insignificante conlleva su esfuerzo, pero nunca lo obtienes, porque nunca es suficiente.
Y cuando te retractes, puede que sea demasiado tarde.

sábado, 25 de agosto de 2012

Stop wondering if we are meant to be

"No intentes anticiparte a lo que siento, amigo, viene de muy lejos y ha durado mucho tiempo, más del que puedes llegar a imaginar. Ojalá un día comprendas que he sido yo la que en sus noches de hastío ha recordado tu olor como antídoto para todos los males posibles, la que ha pedido milagros a una estrella fugaz porque se le han acabado los demás recursos. Quizás un día recuerdes esos momentos y te percates de que el destino no miente, de que las señales nunca han sido equívocas. Y ojalá para ese momento no sea demasiado tarde."

martes, 21 de agosto de 2012

Se acabó la tregua

Nunca he creído en las despedidas. Tú y yo sabemos bien que un "hasta luego" puede convertirse en un adiós para siempre, y una despedida que creíamos definitiva puede traer un nuevo encuentro. Lo absurdo es que creamos que podemos controlar todos esos movimientos, y es que el destino nos hace confiarnos, nos deja que creamos que poseemos el poder sobre nuestras vidas. Y nos pone a prueba a cada instante, en cada decisión que tomamos, en cada paso que avanzamos. Nos da tregua cuando necesitamos acción, y los problemas nos los envía cuando andamos implorando por un poco de calma.

lunes, 20 de agosto de 2012

Entonces ya hemos caído en el abismo

Siempre he creído que el ser humano es un hipócrita, que lo da todo a quien le niega el afecto, y a aquellos que le aman les responde con pura indiferencia. El problema es que hay que estar al borde del precipicio para saber cómo se siente realmente, y nosotros creemos que es suficiente con imaginarlo, y vamos por el mundo creyéndonos los salvadores de nuestra especie hasta que sucede. Sucede que nos enamoramos y el mundo se vuelve patas arriba. Y en el momento de decidir, nos lanzamos a la piscina, sin miedo alguno, suponiendo que todo será tan sencillo como respirar, como amar y ser amado, el sueño absurdo de toda persona cuerda. Sin embargo, sin previo aviso, nos hallamos tan cerca de caer al abismo que la cobardía hace acto de presencia. Entonces ya es demasiado tarde. Entonces la fuerza abrasadora ya nos ha consumido hasta reducirnos a cenizas, sin darnos ocasión de replicar o entender por qué acontece así.

viernes, 17 de agosto de 2012

If the river I've cried ain't that long...

Son momentos tan especiales que no concibes, como leyendas que te pasas toda una vida negando, mas cuando te las encuentras de frente no puedes hacer más que plegarte ante su fuerza descomunal. Esa fuerza capaz de volvernos locos, capaz de mantenernos noches en vela indiferentes al cansancio o al deseo de avanzar. Porque solo los dementes adoran este tipo de sentimientos, que son capaces de hacernos morir y resucitarnos en cuestión de instantes. Y dicen por ahí que el amor es el único capaz de vencer al tiempo, e incluso a la distancia. Pero, amigos, hace falta algo de locura para que suceda. Y conozco miles de cínicos que reniegan de ello, que proponen la debilidad como la única causa y peor defecto del ser humano. Yo creo que es necesario algo de valentía para permitirse amar. Pero, claro, siempre existe ese tipo de personas que fingen no saber cuál es el color del dolor, porque es para cobardes. Para cobardes que un día fueron valientes y quizás perdieron la ilusión en el intento.
Y no miento cuando digo que si es por amor nunca se llora lo suficiente. Por mucho que cerremos los ojos para evitar derramar lágrimas, es inútil. Ellas corren por dentro, no importa cuán fuerte o sólido sea el escudo que construimos a nuestro alrededor.

martes, 14 de agosto de 2012

El valiente enfrenta miedos ajenos para ocultar los propios

Y cuando más lo detestas, cuando menos lo esperas y deseas que todo continúe totalmente en calma, todos tus miedos te vuelven a acechar como fantasmas que se han pasado todo este tiempo escondidos en las tinieblas de la falsa alegría.
Lo siento si no sé responder cuando me preguntas a qué tengo miedo, si la respuesta es tan compleja que quizás mi entendimiendo no alcanza a comprenderla. Existen demasiadas respuestas, demasiados temores que trato de ahuyentar a diario y aún no he logrado hacer desaparecer. Temo a no ser capaz, a no cumplir mis metas. Temo que el futuro no llegue nunca, que se convierta en un presente angustioso que diste mucho de lo que siempre imaginé. Me dan pánico los recuerdos, los dolorosos y los más bellos a partes iguales, porque cualquiera de ellos me puede hacer tocar el cielo y poner de pronto los pies en la tierra en cuestión de segundos. Y es que dicen que cuanto más subes, más dura es la caída. Y es lo que más me aterroriza, que no sepas o quizás no quieras sujetarme esta vez.
No soy una valiente, nunca lo he sido, y quizás no haya nadie en este mundo que sea merecedor de colgarse esa medalla. Porque puedes ser muy audaz en ciertos aspectos, mas todos tenemos algo que aparece en nuestras peores pesadillas, que tratamos de ocultar bajo una absurda máscara de osadía.

sábado, 11 de agosto de 2012

Prefiero no olvidar quien he sido

"Y, bueno, esta es mi historia. Fue contada al mundo un tiempo después, narrada desde sus labios, que sin duda supieron contarla con mucho más sentimiento del que yo hubiera podido hacerlo. Y, ¿Qué importa si después vivimos felices como la típica estampa de cuento de hadas? Nuestra historia no acaba aquí. Nuestra historia tuvo mucho más que dar de sí. Pero esto es todo lo que yo necesito contar para que el mundo sepa todo lo que agradezco a quienquiera que me enviara aquel regalo que ella representaba, para que el mundo se convenza de que por muy mal que se pase, finalmente todos terminamos en nuestro sitio. Y quizás no fuera yo tal premio para ella, pero sí sé que, cada día que pasaba, su sonrisa me mostraba que había un mundo mejor a su lado, siempre a su lado. Compartiendo aquella sonrisa que, por mucho tiempo que pasara, sabía que jamás dejaría de hacerme sentir el más profundo y sincero de los amores."

viernes, 3 de agosto de 2012

Hasta el pasado se rinde al presente

Y si no crees en el destino al menos comienza a creer en mí, que sigo aquí, que no me he marchado ni me he rendido un solo instante. Y dudo que haya día, hora o instante en mi historia en el que esto cambie, en el que cese todo lo que soy capaz de sentir con unas meras palabras.

domingo, 29 de julio de 2012

Y el miedo será cosa del pasado



Sucede que llevas años esperando un milagro, un aliciente que despierte tu sonrisa dormida en la parte más profunda de tu ser. Si es que los seres humanos somos así de absurdos, que buscamos la felicidad en los lugares más insospechados, tratando de sorprenderla para así lograr que permanezca eternamente en nuestras vidas. Sin embargo, lo que no sabemos es que es ella la que espera al acecho tras la niebla de las adversidades para aparecer de pronto, sin previo aviso, con la única finalidad de ser valorada. Y cuando decides que estás cansada de esperarla y adoptas esa patética postura de insensible, entonces sale de su escondite para volverlo todo patas arriba.
Esa felicidad aparece personificada, cómo no. Te pasas toda una vida controlándote para no perder los papeles, para no volverte loca por ninguna clase de sentimiento, no importa si es el más hermoso o el más malévolo. Pero llega un día en el que te dejas consumir por la fuerza inevitable que desprenden los ojos de alguien en quien quizás nunca habías reparado, mas en ese instante preciso la Tierra parece cambiar de órbita y la presión de la atmósfera parece verse reducida a una mera utopía. Entonces caes en la cuenta de que ya no hay vuelta atrás, de que se te escapan las riendas de tu vida por vez primera. Y sabes que estás perdida, que nada podrá salvarte de lo que viene a continuación.
No es algo sencillo de explicar, créeme. Siempre he sido de la opinión de que para enamorarse sobran las palabras, que son meros estorbos en un camino que solo deberían recorrer los sentimientos. Pero llega un momento en el que nada es suficiente, y es entonces cuando las palabras son las mejores cómplices que una persona enamorada podrá tener jamás. Y tras tantas noches en vela, tantas cosas que quedaron por decir y tantas sensaciones reprimidas, te das cuenta de que ya no eres la misma que solías ser. Porque el amor nos cambia de pies a cabeza, para bien o para mal y sin miramiento alguno. Y para cuando deseas dar marcha atrás y volver a tus orígenes ya es demasiado tarde, porque el amor tiene el poder absurdo de engrandecer a la persona a la que amamos, tanto como para que llegue a ocupar toda nuestra existencia evitando dejar recovecos para nada más. Nadie, absolutamente nadie, se salva de su poder abrumador, por más que tratemos de evitarlo. Y por duro que sea, por muy difícil que nos lo pongan, dejemos de ser cobardes de una vez. Quien no se atreve a luchar por algo tan grandioso es simplemente un fracasado, un fracasado que prefiere ponerse la venda en los ojos y no ver que en esta vida las personas valientes son aquellas que tienen miles de miedos y aun así son capaces de enfrentarse a ellos. Los seres humanos necesitamos comprender que nadie nace siendo valiente, que la osadía es fruto de la perseverancia, el esfuerzo y, sobre todo, la paciencia.

Escúchame, mi lucha no acaba aquí. No he terminado de jugar mis cartas, el miedo no me paralizará, no esta vez. Esperaré mil años si es necesario, y lograré que el miedo sea cosa del pasado.

miércoles, 25 de julio de 2012

Que no tiene remedio la enfermedad de la ignorancia

Asegúrate de que sabes de lo que hablas antes de abrir la boca, que la ignorancia es atrevida y quizás seas víctima de ella sin apenas percatarte. Si es que vamos por ahí creyéndonos los reyes del mundo, priorizando nuestras desgracias y alzándolas como las más catastróficas, mientras cerramos los ojos para no ver lo que hay más allá. Para no ver que somos un punto insignificante en la inmensidad del universo, que a nadie le importa lo que le suceda a los demás porque los sufrimientos propios siempre parecen los peores. Somos egoístas, ignorantes y pedantes, pero a nadie le preocupa, porque estamos demasiado ocupados tratando de alcanzar la cima del éxito, sin saber que quizás el modo de lograrlo es otro muy distinto al que estamos utilizando.

domingo, 22 de julio de 2012

Si tú no estás me duelen más los años

Te juro que no entiendo nada, que detesto estar así y parece que no hago más que ir a contracorriente. Necesito una explicación lógica, solo eso, porque no me ha sido dada la oportunidad de replicar. Que cuando llega el momento de la verdad no haces más que retroceder, aunque tu modo de actuar contradiga tus palabras. No sé si seré capaz de sostener esta situación demasiado tiempo, porque de pronto la cuesta se me hace tan escarpada que no he tenido tiempo para reaccionar. Porque sería capaz de esperar todo el tiempo necesario, pero no en la incertidumbre, y si no lo tienes claro quizás deberías cambiar tu modo de actuar.

Inconsolable

Llega el día, ese día clave, en el que te das cuenta de lo mal que se te da echar de menos a alguien.

miércoles, 18 de julio de 2012

Recuerdos

Que no sé si tengo más miedo a echarte de menos o a que no me des un segundo de tregua. Esperaba que yéndome se solucionaran mis conflictos emocionales, para así poder ponerlo todo en su lugar de nuevo y comenzar a rehacer todo lo que en mi vida ha cambiado estos últimos meses. Y es que no sé si reír o lamentarme, si celebrar que el destino te vuelva a poner en mi camino.
Quizás lo que más pánico me da es que todo pueda haber sido en vano, que a pesar de los esfuerzos y la situación tan propicia que se me ha brindado todo siga igual, del mismo modo que hasta ahora, aguardando un futuro que nunca llega y teniendo que cerrar los ojos para no ver el modo incontrolable en el que crece este sentimiento. Los recuerdos se amontonan, algunos tan bellos que me cortan la respiración al evocarlos, pero no es suficiente... Nunca es suficiente, nadie sobrevive reinventando recuerdos y respirando de aires pasados que nada tienen que ver con el presente. O quizás sí, pero no está bajo mi poder de decisión controlar qué olvidas y qué recuerdas. Sin embargo, algo me dice que hay momentos que jamás caen en el olvido.

domingo, 8 de julio de 2012

Te he buscado en un millón de auroras

Y tengo tanto miedo que no lo concibo, un miedo que me paraliza, que me aturde, que no me permite pensar con claridad. Tengo miedo a malinterpretar las señales, aunque a mi alrededor todo sea optimismo. Me aterra que todo sea una farsa, o quizás una jugarreta del destino, y que finalmente todo se tuerza y tener que comenzar a dejarte atrás de nuevo. Es momento de dejar de construir castillos en el aire, y ya no es simplemente porque ya no soy quien era, sino también porque aunque puedo darte todo el tiempo y la paciencia del mundo ya he puesto mis condiciones, y antes necesito saber a qué estamos esperando y por qué razón. Solo pido que me dejes ver más de todo lo que ocultas, o de lo contrario puede que abandone y no vuelva jamás atrás... 

jueves, 5 de julio de 2012

Ahora te enseño de dónde vengo y de qué tengo hecho el corazón

Cuando sea la hora definitiva no seré yo la que detenga el mundo si ha de desmoronarse tras nuestro paso. Mis coartadas no las desvelo hasta que no se presente aquella persona capaz de alzarse merecedora de ellas, pero créeme que el tiempo me ha enseñado a cultivar la confianza en un cofre bajo llave, siempre exenta de malicia, solo tratando de salir ilesa de este mundo mezquino de desilusiones.

domingo, 1 de julio de 2012

Cien años de soledad

"Se cansó de la incertidumbre, el círculo vicioso de aquella guerra eterna que siempre lo encontraba a él en el mismo lugar, solo que cada vez más viejo, más acabado, más sin saber por qué, ni cómo, ni hasta cuándo. Siempre había alguien fuera del círculo de tiza. Alguien a quien le hacía falta dinero, que tenía un hijo con tos ferina o que quería irse a dormir para siempre porque ya no podía soportar en la boca el sabor a mierda de la guerra y que, sin embargo, se cuadraba con sus últimas reservas de energía para informar: "Todo normal, mi coronel." Y la normalidad era precisamente lo más espantoso de aquella guerra infinita: que no pasaba nada. Solo, abandonado por los presagios, huyendo del frío que había de acompañarlo hasta la muerte, buscó un último refugio en Macondo, al calor de sus recuerdos más antiguos. Era tan grave su desidia que cuando le anunciaron la llegada de una comisión de su partido autorizada para discutir la encrucijada de la guerra, él se dio la vuelta en la hamaca sin despertar por completo."

sábado, 30 de junio de 2012

29

Quizás no te des cuenta, pero buscar nuevas excusas solo servirá para aplazar lo que algún día tendrá que salir a la luz. Niega lo evidente mientras puedas, me vale si recuerdas todos los sentimientos, la magia de los momentos en silencio que transmiten mucho más que largas conversaciones. El tiempo corre, ahora sin límite, mas el miedo sigue presente. Miedo porque a cada paso que doy me vuelvo hacia atrás buscándote, deseando que no pierdas mi rastro, o quizás que dejes de tener interés en seguirlo... ¿Quién sabe? Lo peor que podría pasar es que el destino nos coloque como líneas paralelas, siempre hacia la misma dirección sin llegar a juntarnos nunca.
Permíteme dudar de tu imperturbable semblante, de tu determinación irrevocable, y déjame ver un poco de lo que realmente existe en ti. Porque noches mágicas como esta es imposible que caigan en saco roto.

viernes, 22 de junio de 2012

Las casualidades no existen

Supongo que pretendes que crea en las casualidades de la vida, que crea que es una coincidencia el banal hecho de que fluyan las palabras sin que nadie antes haya dado permiso para abrir la válvula. Quizás pretendes que me convenza de que no significamos nada, de que todo ha sido una ilusión, un oasis en medio de la sequía, y de que a la hora de partir el sentimiento de añoranza no hará acto de presencia. Puede que también esperes que deje de creer que el destino es un sabio, que todo está escrito por muy impertérrito que luches ante su fuerza descomunal, pero por más que lo intento no concibo una realidad distinta.
¿Quién eres? ¿Qué quieres? Yo ya he dejado a la luz mis inseguridades, quizás ya no sea más mi turno, lo que quiere decir que pasa al siguiente. O subes al tren o no, pero antes de decidir recuerda que aunque pase más de una vez por la misma estación nunca trae consigo los mismos pasajeros. 
Si es cierto que todo está escrito, permíteme ser huésped vitalicia entre las palabras de tu historia.

jueves, 14 de junio de 2012

Que nuestra sentencia ya está dictada

Si voy demasiado lejos es quizás porque de un tiempo a esta parte la verdad ha dejado de tener sentido. El valor que un día otorgué a lo dicho se ha esfumado de un modo decepcionante, arrasando con lo construido. Pero, ¿sabes? El tiempo no siempre destruye, pues con su fuerza y su empuje puede incluso alzar montañas mucho más altas y sólidas que las que un día echó abajo. La ironía del destino es que cuando al fin te sientes cómoda al cien por cien con todas tus circunstancias es cuando llega el momento de marcharse. Y a pesar de todo no me preocupa, ya que me iré de aquí con la sensación de haber sido yo en toda mi esencia hasta las últimas consecuencias, y el porvenir dirá si nuestros caminos vuelven a cruzarse. Sin embargo, algo me dice que el viento nos sopla a favor...

lunes, 28 de mayo de 2012

Este mundo de cobardes

Puedes ser un valiente toda tu vida, afrontar los temores mirándolos directamente a los ojos y encarar las más adversas situaciones con una entereza envidiable a ojos de los demás. Sin embargo, cuando en la más absurda de las situaciones te muestras débil, la etiqueta perdura en tu ser de por vida, no importa si es un solo instante en el que flaquean tus fuerzas. Y es que una sola señal malévola pone en entredicho todas las demostraciones de bondad, porque vale más creer a alguien un fracasado que alzarlo como héroe, pues nos cuesta menos asimilar los defectos de los demás que sus incalculables virtudes, o quizás es que digerimos mejor nuestros fallos alzando los del resto. Los valientes no triunfan en este mundo mezquino porque hay demasiadas mentes retorcidas dispuestas a verlos caer. Y no sé si quiero formar parte de esto, si sería crítica en demasía al creer que hay personas cuyas vidas son tan vacías que subsisten a base de los fracasos de otras, creyendo que estos empequeñecen sus propios intentos fallidos.

jueves, 24 de mayo de 2012

Siento decirte que nada es lo que parece

No me creas tan transparente, sabes que nunca lo fui y no voy a cambiar ahora mi más profunda esencia. No necesito justificar quién soy, ni siquiera por qué actúo como lo hago. Quizás a veces lo haga buscando solo mi bienestar, pero es que estoy cansada de preocuparme de lo que opinarán los demás de mi manera de ser. Pensar en lo que has ganado o perdido está de más cuando sabes que has cambiado, que nada es igual, que cuando el destino divide dos caminos paralelos es porque el caudal de vivencias pasadas ha caducado y no da para más. Aferrarte a lo que un día fuiste y ya no eres probablemente terminará pasándote factura, y quizás yo no desee estar ahí para ver cómo sucede.

lunes, 21 de mayo de 2012

Tears don't mean you're losing

Ganar es darte cuenta de que por muchas lágrimas derramadas, tras casi nueve meses intensos, es mucho más valioso lo que te llevas a cuestas que aquello que has perdido por el camino. Ganar significa aprender a valorar tus posesiones sin mirar las de los demás, o quizás sin pensar en lo que no tienes, y tener la certeza de que ni la distancia ni el tiempo derruirán lo que con tanta cautela has construido en los últimos tiempos partiendo de los más indestructibles cimientos.

viernes, 18 de mayo de 2012

Actitud vital

Si es que la vida la malgastamos en tantas cosas porque no sabemos distinguir las nimiedades de los detalles importantes. A medida que pasan los días las quejas y los inconformismos estúpidos van cansando, mientras se acumulan en la enorme montaña de cosas que no debimos decir y de cuya interpretación nos arrepentimos. Supongo que cada uno ve sus problemas como la mayor hecatombe de la historia, pero déjame decirte que el título de mártir no se lo lleva uno por la cantidad de penurias que lamenta, sino por las adversidades que recibe, y no es algo de lo que estar orgulloso. Y es que no hay patetismo mayor que el de aquellas personas que mendigan lástima, que creen en su desdicha por encima de la de cualquier otro y la utilizan para excusarse ante sí mismos, para abandonar el sendero si se torna muy escarpado. ¿Y todavía tienes la osadía de proclamar que te gustan los retos? Piensa que las circunstancias no cuentan, que tu mundo y mi mundo son distintos pero similares, y al cruzarse ambos me has demostrado que las personas no cambian, pero la situación sí.

lunes, 14 de mayo de 2012

Tal vez ya sea tarde

Una de las cosas más importantes que la vida me ha enseñado es que hay que saber retirarse de las batallas a tiempo y en el momento justo. Intentar presionar de más termina pasando factura, pues la avaricia siempre fue mala consejera. He usado mis mejores armas y he jugado mis mejores cartas, pero no se puede luchar contra el destino. Y así me retiro de esta lucha, con la sensación de haber intentado todo lo que estaba en mis manos. Le toca al porvenir dictar su sentencia.

domingo, 13 de mayo de 2012

Cuenta atrás

Como ves, con miedo no se llega a ninguna parte. Aunque todo caiga una vez más y nada parezca encajar en mi complejo puzle, sé que poco a poco iré hallando las piezas correctas. El tiempo me ha devuelto mi optimismo, pues no tengo miedo de aferrarme a motivos ínfimos porque el poco tiempo que me queda en este lugar me ha vuelto fuerte. Aunque mis barreras estén abiertas en la actualidad, no va a ser así siempre, y aunque no haya ganado hasta el punto que esperaba, prefiero ver que todavía no lo he perdido todo. No les voy a dar el gusto de verme caer, no mientras me sobren arrestos para reconstruir lo que parecen ser las ruinas de mi existencia.

sábado, 12 de mayo de 2012

Miedos infundados

¿Sabes? El peligro nunca llega por donde lo esperas, por eso sé que no existen miedos racionales ni lógicos. Todo miedo es infundado, absurdo, siempre es estúpido temerle a algo que aún no ha llegado y no sabemos qué consecuencias puede acarrear. El peligro es siempre astuto, logra escaparse de nuestro entendimiento para pillarnos bajos de defensas, sin poder ni fuerzas para luchar contra él para así asentarse en la parte más honda de nuestra inconsciencia. Así pues, no notamos su presencia hasta que no está bien agarrado a nuestra vida cotidiana, y seguimos negándolo como si eso evitara su evidente repercusión en ella...

lunes, 7 de mayo de 2012

"¿Te das cuenta? La luna no es tan especial todas las noches. Ni siquiera cuando tú la viste especial ha cambiado en absoluto con respecto a los otros días. Quienes la hacemos extraordinaria somos las personas. Dime, ¿no cambia demasiado su hermosura una vez que tienes en cuenta quién la observa contigo? Y aunque eso sea imposible, aunque haya kilómetros de por medio, hay veces que bastan las palabras, el saber que está al otro lado de quién sabe dónde pensando la misma idiotez y queriendo dar tantas cosas solo por poder ver esa imagen en vivo. Hay noches que deberían quedar grabadas en una videoteca, para dentro de veinte años sacarlas, quitarles el polvo y ver con absurda incredulidad qué ilusiones se han cumplido y cuáles se han quedado por el camino. De momento todo parece irreal, como si las evidencias nunca fuesen suficientes. Ojalá tengas esa fuerza y esa paciencia para seguir confiando, créeme, el futuro está a punto de convertirse en presente."

martes, 24 de abril de 2012

Eskerrik asko

Todavía me quedan mil cosas por las que podría lamentarme. Sin embargo, lo siento, se me han agotado las fuerzas para contar lo cruel que es el destino y decirle al mundo lo dura que puede ser la existencia. Hoy solo tengo ganas de dar las gracias por todo lo que tengo, aunque a veces mi visión se nuble parcialmente y no sea capaz de ver lo afortunada que soy por todo lo que tengo. En estos momentos tan efímeros en los que el optimismo vence a todos los sentimientos nocivos, no se me ocurre nada más que decir. Si la vida está compuesta de pequeñas vivencias las quiero todas, por muy insignificantes que sean, sin opción de rechazar alguna de ellas por banal o absurda. No necesito hacerle saber al mundo lo complicada que puede ser mi vida, porque no busco compasión. Quizás no tenga todo lo que deseo, pero amo cada cosa que tengo hasta sus últimas consecuencias.

jueves, 19 de abril de 2012

It's worth it.

Y es que el abismo de estos días destartalados parece agarrarse a mi pecho sin darme oportunidad de correr en busca de lo que realmente quiero. No tengo justificación que valga frente a mí misma, porque no sé si ando buscando una respuesta o es que ya la he obtenido y jamás la asimilé. Los días pasan lentos, y las ilusiones son como las mareas que chocan con las rocas de la orilla. De pronto se van, me dejan sola en este mundo de desesperanzas sin saber cómo actuar, y con la misma  rapidez vuelven, como si jamás se hubieran ido, y es como volver a empezar a dejarte atrás una y otra vez. Y no sé si seré la misma tonta de siempre, pero, ¿qué quieres que te diga? Para mí valen la pena esos minutos a cambio de eternidades de espera...

domingo, 8 de abril de 2012

Take my hand and we'll make it, I swear.

Me preocupa no saber elegir mi camino, lo sé, jamás lo he negado. Todo este tiempo he vivido tras un objetivo que ahora se me antoja inalcanzable, y sin embargo sigo aguardando algo irreal, como si de un momento a otro todo fuera a cambiar únicamente por mi insistencia. No sé quién mueve los hilos en este juego, y aunque le pido señales que me indiquen si estoy yendo por la senda correcta, temo que un día esas absurdas casualidades, a las que me gusta llamar indicios, dejen de llegar. Y caer estrepitosamente al vacío, porque entonces no me va a quedar nada a lo que aferrarme, ni palabras vacías que parecen significar todo, ni gestos, ni todo lo que ha llenado mi vida de un tiempo a esta parte. Y a pesar de todo, conociendo más de lo que me gustaría mis posibilidades, creo en el destino, ¿sabes? Y aún queda una pequeña llama cual vela consumida, que por mucho que sople no consigo apagarla...

lunes, 26 de marzo de 2012

Held up so high on such a breakable thread

No me preguntes qué siento cuando las palabras que tengo por decir son demasiado aplastantes para ti. Si no comprendes a qué me aferro, ni cuáles son mis metas o mi sustento para los meses que me quedan en este lugar, ¿quién eres? Ya no hallo en tu rostro la esencia de lo que un día creí que constituías, y aunque ya debería estar acostumbrada a que caigan los pilares de mi vida que creía imprescindibles, esto es para mí como retroceder diez pasos en una lucha diaria. Y es que siempre he sido una ilusa, ¿cómo podría cambiarlo ahora? Aún esperaba que dieras la talla, pero supongo que me saldría más rentable centrarme en aquello que hoy por hoy aporta algo de calma a mi vida, y dejar los dramatismos para aquellos que añoran complicaciones en su existencia. Lo siento, no soy de esas, y aunque creía ser lo suficientemente empática como para comprender más allá de mis ideales, hoy sé que no lo soy, y no me peocupa tanto como quiero hacerte ver. Hace tiempo que dejaron de importunarme las palabras vacuas, porque mis vivencias más recientes han hecho de mí una persona distinta a la que he sido estos años... Y no me preguntes si he cambiado, solo mírame y sabrás que todo lo que un día creíste que era ya no lo soy, para bien o para mal. Lo tomas o lo dejas. No necesito nadie más que quien ya tengo para volver a encontrar mi camino y no volver a descarrilarme, aunque me lleve tiempo y ese empeño que tú no has sabido ponerle a la vida.

lunes, 19 de marzo de 2012

Y no sabría explicarte cuántas huellas has dejado

Aquí estoy de nuevo, cara a cara con el destino. Le miro de frente, y reconozco que esta vez me ha dejado sin respuesta ni capacidad de defenderme. Sorprendentemente, he jugado todas mis cartas, y continúo perdiendo en un juego cuyas normas no sé y trato de improvisar en la medida de lo posible, y que hasta hace poco había podido controlar. Sin embargo, ahora todo parece un poco más gris que antes, y por mucho que estiro ambos brazos para alcanzar el futuro, este nunca llega, parece retrasarse ante mi inminente espera, como si su cometido fuera volverme loca a toda costa. Y el problema es que no sé si le he fallado al destino o es que él me ha fallado a mí. Quizás no he sabido estar a la altura de las circunstancias, ni he sabido aceptar de la manera más diplomática que la fugacidad de una persona no se mide por el tiempo que permanece en tu vida, sino por la cantidad de huellas imborrables que deja...

jueves, 8 de marzo de 2012

Y aún me parece mentira que este barco haya naufragado

La vida te enseña de golpe y sin preparación que valga que las ilusiones se conservan mejor en cuentagotas. De otra manera se vierten con insensatez principiante, y nos queda solo el lugar donde solíamos guardarlas, ya vacío pero lleno de desgarradores recuerdos y absurdas verdades que nos preguntamos si alguna vez seremos capaces de superar.

lunes, 5 de marzo de 2012

Nevermind, I'll find someone like you

El tren de la vida no es tan moderno ni tan práctico como los hay en la actualidad. Cuando toma bastante velocidad es muy complicado de detener, y cuando es necesario frenar en seco, este tarda unos minutos en reaccionar. Es entonces cuando la catástrofe sucede, todo comienza a caer ante mis ojos, y me doy cuenta de cuántas horas de mi vida he perdido en un viaje sin destino, cuyo único porvenir era el desastre. Sin eufemismos, sin disimulos, por una vez muestro al resto del mundo de qué estoy hecha realmente, esa parte que trato de ocultar la mayor parte del tiempo sale a la luz sin que yo pueda ponerle remedio. Porque cuando todo cae a tu alrededor, incluso las más altas barreras, todos son capaces de reconocer hasta el más ínfimo sentimiento, y ahora me he quedado sin materiales ni fuerzas para reconstruir un nuevo refugio. En otro tiempo quizás hubiese sido capaz de ocultarme de nuevo, de evitar mostrar a quien se encuentra a mi alrededor quien soy. Mas supongo que me encuentro en un momento de mi vida en que solo pido transparencia, y he decidido darla yo también.
Pongamos que este tiempo no he sido yo, y que esto es un reencuentro entre esa persona absurda que he sido de un tiempo a esta parte y la que realmente me corresponde ser. No soy muy adepta a los dramatismos, y mucho menos a quejarme de lo que me trae el destino consigo. Detesto la lástima por encima de todo, y aunque los desniveles en el camino nunca han sido mi especialidad sé que esto no es más que otro pequeño obstáculo. Los hay que quieren verme caer y no les voy a dar ese gusto, aunque aún queden días de esos en los que solo deseo desaparecer para no dar la cara. 
De todos los sentimientos que han pasado por mi inexperto corazón, diría que este ha sido de los más absurdos e inesperados, a la par que intensos. Y aunque esta vez no quepan las esperanzas, continuar nunca fue una opción, sino una obligación, y toda la fe la he depositado en ese futuro cercano que me ayudará a comenzar de nuevo. Hoy sé que no hay mal en este mundo que logre derribarme, por muchos golpes que el destino me propine, y que jamás dejaré de buscar el lugar que me corresponde en este mundo plagado de personas sin rumbo.

viernes, 24 de febrero de 2012

El rencor se acaba marchando con el tiempo

Te das cuenta de que has cambiado de manera definitiva e irreversible cuando las malas vivencias de aquellas personas que un día causaron desazón en tu vida dejan de importarte, porque lo único que deseas son éxitos propios y miles de hermosas situaciones que vivir, y no fracasos ajenos.

jueves, 23 de febrero de 2012

Just like the clouds, my eyes will do the same if you walk away

Y pensar que un insignificante detalle lo pueda sentenciar todo para bien o para mal es lo que me hace perder la cabeza, porque ya una vez lo di todo sin obtener nada a cambio y no supe cómo afrontarlo después. Pongamos que las esperanzas crecen a un ritmo demasiado lento comparado con los sentimientos, y que aunque el destino me depare lo contrario a lo que anhelan mis ilusiones ninguna sensación desaparecerá tan fácilmente, pues esto es así. Quien se arriesga a sentir siempre tiene dos alternativas: subir hasta la parte más hermosa de la existencia o caer en el pozo de la desesperanza y el miedo a no sobreponerse. Deseo creer, los indicios están de mi lado, aunque mis miedos acechen más cerca de lo que me gustaría.

sábado, 11 de febrero de 2012

Fugaz

Te juro que siento no ser como esperas, odio distar tanto de la imagen de mí que un día tuviste en tu mente. Siento que el plazo llega a su fin y no sé cómo actuar en consecuencia. Es ahora cuando me pregunto dónde queda la valentía de la que siempre quise hacer gala y jamás poseí. Todo parece encontrarse en calma, y logro vislumbrar pequeños destellos de esperanza añorada al fondo, y aun así no hallo la manera de sujetarme a ellos y cambiar lo que soy para hacerlos más intensos. No doy explicaciones a nadie por quien soy, es a la parte más oculta de mí misma a la que debo millones de disculpas por no saber cómo actuar en los momentos de absurda debilidad. No quiero ser fugaz en tu vida, solo necesito hechos que me ayuden a dejar atrás las inseguridades... mas, ¿quién sabe si llegarán? Todo se me antoja tan incierto que no tengo idea de qué rumbo tomar, si permitirme sentir o detenerme en seco...

lunes, 6 de febrero de 2012

Trying to figure out this life

Hubo un tiempo en el que de verdad creía que podía volar por encima de las nubes, incluso que pensaba que controlaba mi entendimiento y mi razón por encima de los sentimientos devastadores. Solía estar convencida de que la distancia podía separarme de lo que soy, porque nunca deseé huir de un determinado amor arrasador, sino escapar de los miedos que me hacen retroceder una y otra vez en mis intentos por cambiar. Es como si diera un paso adelante y dos atrás cada día, como si tuviera la sensación de avanzar pero no lo hiciera. Supongo que siempre fui muy fácil de engañar, y más cuando soy yo misma la que me proporciono palabras vacuas y sin sentido alguno. Y es que siempre he dicho que soñar el futuro es fácil, siempre y cuando este no llegue nunca. Es entonces cuando todo se torna difícil.

sábado, 4 de febrero de 2012

No me hables de amores que desconoces

No me hables de sentimientos eternos y más fuertes que las circunstancias cuando visto está que ante pequeñas adversidades te dejas caer al abismo sin remedio. Si he dejado de creer no ha sido por gusto propio, nunca me han gustado los cuentos ni las excusas, y menos cuando las recibo constantemente y sin descanso. Dicen que careces de aquello de lo que presumes, que aquel que más seguro parece por fuera es el más débil de todos en su interior. No sé si así será, pero hoy tengo claro que no tengo que darle explicaciones a nadie por lo que soy, y mucho menos a aquellos que constantemente tratan de pasarme por encima para saciar su patético sentimiento de inferioridad. No me hables de amores que desconoces, ni de vivencias que crees haber sentido en tus propias carnes aunque sabes que no es así...

miércoles, 25 de enero de 2012

El paso del tiempo todo lo cambia

Las ironías de la vida nos dan las cosas cuando menos las necesitamos, cuando el aire nos asfixia y tenemos que sacarlo todo al exterior para poder respirar y así continuar. Cuando nos acostumbramos a esas ausencias, comenzamos a desear llenarlas de nuevo, y es cuando el destino nos las niega. Es entonces cuando tocamos con la punta de nuestros dedos lo desolador que puede ser un terreno árido, sediento de unas sensaciones perdidas que empezamos a anhelar justo cuando las oportunidades de poseerlas se nos acaban. Pasa el tiempo, y notar que nada cambia continúa dejando un rastro imborrable en nuestros corazones, quién sabe si en la mera superficie o en su parte más profunda... Solo el tiempo dará sus incongruentes respuestas.

lunes, 23 de enero de 2012

We don't know if we'll live to see the sun

No quiero creer más de lo que sé, pues las esperanzas levantan el vuelo con un mero suspiro y al caer son más similares al plomo puro y pesado. Antes todo parecía ligero, como si de un sueño se tratase, en el que no importaba el hecho de perder o ganar porque había millones de oportunidades esperando. En cambio ahora, el peso de las vivencias se va agolpando sobre nuestros sueños más anhelados, enterrándolos cada vez más bajo una gruesa capa de miedo e inseguridad, escondiendo las ganas de volar hacia un mundo distinto. Si hay algo crucial que la vida te va enseñando es a reprimir los deseos, pues a medida que pasa el tiempo nos percatamos de que no existe una varita mágica que pueda convertirlos en realidad, de que requieren esfuerzos y, en muchos casos, lágrimas. 
No quiero volver a caer de rodillas ni dejarme la piel por el camino, es por ello que el verbo arriesgar lo mantengo escondido para que nadie note su ausencia. Aunque tarde o temprano alguien lo descubrirá, y aun con miedo a perderme de nuevo, tendré que alzarme y andar por un camino sobre el que no hay nada decidido con miles de heridas en carne viva. No le temo al destino, y me sé capaz de lograr cada una de mis metas, siempre y cuando no requiera otra persona para ello. Te juro que detesto luchar contra mi naturaleza...

domingo, 22 de enero de 2012

Aquellos que ven muros donde solo hay puentes

Existe un tipo de gente insegura a la que no le gusta escuchar el rumor de la gente hablando, porque solo desean ser el principal tema de conversación. Y cuando son el centro de las habladurías fingen no soportarlo, aunque realmente ese es todo su cometido, creerse por encima de los demás por ser los protagonistas en las mentes de una sarta de inconscientes que creen poder dar alas a aquellos a los que la naturaleza se las ha negado.

lunes, 16 de enero de 2012

Won't you take me by the hand?

Finalmente, ha llegado el momento en el que me he quedado seca de palabras, porque ya no me queda nada que festejar ni lamentar. Los días parecen haberse vuelto cobardes, quedándose siempre en el centro, en el tono más gris en lugar de excederse hacia las partes más blancas o más negras. Dicen que la única función de los días malos es hacernos valorar merecidamente los buenos, por muy efímeros que sean. Es por ello que aguardo pacientemente día tras día un respiro que no llega, situación que me asfixia por monótona más que por nociva para mi integridad...

martes, 10 de enero de 2012

Sin respuestas

Dicen que para pasar página es necesario resignarse, y yo esta vez no quiero hacerlo. Sin embargo, no sé cómo actuar... El destino esta vez me ha dejado sin respuestas y llena de impotencia.

lunes, 9 de enero de 2012

Sometimes goodbye is the only way

Ya no quiero seguir con esto. Creí que hacía una apuesta sobre seguro, pero solo he vuelto a meter la pata. Dicen que una de las claves de la vida es arriesgarse, y siento como si me hubiera quedado a medio camino entre el precipicio y la calidez que proporciona el rezagamiento y la cobardía, y solo me quedara caer a través del abismo de la indecisión. Y lo que más me aturde es sentirme de nuevo en una constante espera, y ver que mi única meta para estos meses es que pasen cuanto antes y así poder irme de este minúsculo lugar que parece empequeñecer cada día que pasa y que me produce claustrofobia

jueves, 5 de enero de 2012

Ya no me valen lamentos

Los sucesos de esta vida siempre tienen un por qué, una razón de ser... Y si el destino nos ha dado estos acontecimientos, ¿quién se lamenta? Hay que ir más allá de los cambios, saltar los miles de obstáculos y derribar aquellos que son demasiado altos, mas no lo suficiente como para amedrentarnos. Aunque solo seamos marionetas del destino, quien maneja los hilos siempre lo hace de manera que podamos adaptarnos a sus movimientos, y así evitarnos los momentos de completa adversidad. Comprendí en este tiempo que la vida no se ensaña con ninguno de nosotros aunque a veces tengamos esa sensación. El secreto está en saber ver los detalles pequeños que esta nos entrega cuando nos arrebata una gran ilusión. Solo aquellos que tapan sus propios ojos para no ver las cosas buenas son los que se quedarán rezagados, y a ellos los iremos dejando atrás a base de sonrisas y buenos momentos.

martes, 3 de enero de 2012

There will be no sunlight

Ver como todo se desmorona, y sentir el corazón florecer cual rosa marchita después de tanto tiempo oculto en la penumbra de la desesperanza. Llega un momento en el que los sueños dejan de ser suficientes para contener todos los sentimientos que un determinado cuerpo ajeno es capaz de generar con su simple presencia...

lunes, 2 de enero de 2012

El más bello de mis males

Olvida lo que soy, lo que fui, lo que he sido durante tantos años. ¿Quién necesita miedos o prejuicios? Solo quiero cambiar, y no puedo hacerlo sola. Nunca creí en la suerte, siempre la consideré una pamplina a la que se aferran aquellos que no son capaces de actuar por sí mismos. Mantengo que el destino es quien decide las personas que han de disfrutar de la luz del sol en cada momento determinado, y aunque no temo la nubosidad constante, no veo la hora de vislumbrar algo de calidez en mi horizonte desolado.