sábado, 20 de diciembre de 2014

3:38 am

Qué noche tan lúgubre, como cuando pienso que se acaba otro año sin ti aunque en la distancia estés conmigo. Y entre tanta nostalgia casi ni logro que me salgan las palabras. Busco la inspiración y la condenada huye de mí, y se me escapan así las palabras que venía a plasmar aquí, en esta página en blanco que tantas veces fue mi modo de evasión. Supongo que tanto silencio me hace pensar, que el brillo intenso de las estrellas que aquí se percibe es tan digno de compartir que se me antoja frustrante ser yo sola la que se asome a la ventana esta madrugada.

domingo, 5 de octubre de 2014

A centímetros de distancia

Ellos no eran polos opuestos, pero tampoco almas gemelas. Tenían algunas cosas en común, como que pasaban gran parte del tiempo pensando el uno en el otro. Él era hipnótico, simple, tan simple que resultaba difícil de comprender para un pensamiento tan complejo como el de ella. Ella deseaba sentirse libre, pero él no alcanzaba a entender que la mayor libertad la experimentaba cuando estaban juntos, sin presión ni exigencias, solo siendo dos personas con plena confianza. Compartían tantas palabras que el silencio comenzó a volverse apacible, y tanto los momentos de desenfreno como los de calma total eran dignos de cualquier paraíso terrenal para ambos. Se añoraban en la lejanía y se deseaban a centímetros de distancia, como par de lunáticos, como buscando ese pequeño oasis que les salvara de toda la maldad de este mundo.

sábado, 4 de octubre de 2014

Mi cabeza da vueltas persiguiéndote

Benditas estas inspiraciones de medianoche. Bendita la manera que tengo de derramar sueños sobre tu espalda cada noche que paso a tu lado, como si cada una fuese nueva, igual de mágica que la primera, e igual de traicionera por hacerme echarte en falta si no estás.

viernes, 5 de septiembre de 2014

.

"Imagina cuán audaz puede ser la ignorancia de quienes dicen que amar nos hace débiles, si jamás me he sentido tan fuerte y tan segura como ahora que te tengo."

miércoles, 6 de agosto de 2014

Cielo e infierno

"Que alguien detenga este tren, que quiero bajarme, que no me subo a ningún maldito trayecto en el que no viajes tú. ¿Cómo podría negar que eres a partes iguales cielo e infierno? Es eso lo absurdo, que cuando te miro a los ojos hallo una paz tan conciliadora que solo es equiparable a la ardiente tormenta que se desata entre tu piel y mi piel con un mero roce. Siempre has sido y serás una de mis más grandes incoherencias, y eso, aunque no lo creas, es lo hermoso de enamorarse para los lunáticos como yo."

domingo, 27 de julio de 2014

Estas madrugadas de anhelos

Y si he cambiado tanto como por ahí cuentan, diles que en gran medida ha sido por mí, que cada cierto tiempo termino por no soportarme y huyendo de quien soy. ¡Llegados a este punto y todavía no sé de qué parte estoy! Me gusta pensar que me he pasado toda la vida en un mismo bando, pero cuando vuelvo la vista atrás soy consciente de que nunca he sido tan cínica y tan incoherente como lo soy ahora, y que los últimos tiempos han sido los más felices y los más intensos de toda mi vida. Tal vez es por ello que de un tiempo a esta parte mis emociones se encuentran a flor de piel, cuando siempre fui de las de respirar profundo para no derramar una sola lágrima.
Si te preguntan diles que la cordura es una de mis mayores virtudes solo hasta que alcanzo a perderme en sus ojos.

domingo, 29 de junio de 2014

La fórmula de cómo se ralentiza el tiempo cuando te marchas

¿Qué será de esta locura ardiente que me fustiga sin piedad, que me susurra consejos irracionales al oído y me empuja a quemar la distancia entre los dos? ¿Cómo le digo a mi yo más demente que el tiempo cura heridas y que la distancia va cultivando una pasión desbocada que se desata tras cada reencuentro sin que seamos capaces de detenerla? 
Ay, qué será de mí esta noche, asumiendo un papel que no me ha correspondido jamás y buscando entre mis devaneos alguna pista de cómo lograr que las manecillas del reloj avancen con mayor rapidez. Pero supongo que hay personas que se llevan consigo esa fórmula.

viernes, 20 de junio de 2014

El valor es para necios

Me busco en mi caos con la cobardía de no ser capaz de mirar atrás otra vez, porque me han dicho que el valor es para necios, que quien no teme no está vivo y que todos tenemos un fantasma del pasado que reaparece cada noche y volvemos a olvidarlo al amanecer.

viernes, 13 de junio de 2014

Esta forma tan inverosímil de ser feliz

Es curiosa esta irreverente manera de morir en el lecho de tu ausencia cuando esta se presenta ante mí como anunciando algo inminente, esta forma tan inverosímil que tengo de ser feliz cuando te ansío. Les llamaba locos y mírame ahora, buscando entre palabras rememorar el tacto de tu piel para que calme un poco este delirio, estas ganas de reencontrarme con ese mundo idílico que abrigas entre tus brazos para no volver a la realidad jamás. Y como cada noche inspiras este torpe y desbocado intento de traerte de vuelta, hasta que llegue el venturoso día en el que el "adiós" no entre dentro de nuestras opciones, y ocupes al fin el hueco del colchón que aguarda tan anhelante como yo el contacto de tu cuerpo desnudo.

martes, 10 de junio de 2014

Caos

Que sí, que este es mi caos y que no hay quien salga de él una vez que estás dentro, pero ya no me importa porque al fin soy consciente de que esto es lo hermoso de la vida. Y que envidien los perdidos, los que buscan entre las cenizas de sí mismos para reconstruir su propio mundo de nuevo sin comprender que no hay orden que valga, que el amor consiste en dos vorágines que se convierten en calma total cuando colisionan y se complementan de un modo surrealista. Quizás sea cierto que nacemos para ser errantes en busca de alguien que quiera caminar a nuestro lado sin cansarse jamás.

martes, 6 de mayo de 2014

Για πάντα

Ya no recuerdo la última vez que te escribí, como si pasara siglos sin verte porque estás ahí siempre y es lo que causa la costumbre. Pero esta rutina lacerante me hace pararme de vez en cuando a pensar en la suerte y en la infinita dicha de saber que, por muy hondo que caiga o muy lejos que me vaya, siempre habrá alguien que me levante o que espere con ansia mi regreso.
Nunca tuve que buscarte porque desde que tengo uso de razón estabas aguardándome, como nadie lo había hecho nunca y como nadie lo hará jamás. Contigo no tengo miedo, no existen dudas y sé que, por mucho tiempo que pase, seguiremos siendo una sola en las buenas y en las malas.
Me quedo corta si digo que no hay escritor con maestría suficiente para plasmar con palabras todos los agradecimientos que te debo, todas las deudas que tengo contigo y que, aunque no se saldan con unas pocas frases, este es el intento que me sale del corazón esta noche.

domingo, 27 de abril de 2014

Puestos a ser felices, que sea en compañía

A veces pienso que la noche es el momento idóneo para ser felices. No hay luces, nadie ve, nadie juzga quienes somos o lo que hacemos. Solo estamos nosotros y, en ocasiones, esa persona que nos complementa. Supongo que es este el motivo por el que anhelamos con mayor intensidad dicha presencia en horas nocturnas. Porque, puestos a ser felices, que sea en compañía, y ya que somos tan lunáticos como para enamorarnos, que sea de alguien a quien no le asuste compartir sus pesadumbres y dichas a horas intempestivas.

viernes, 28 de marzo de 2014

Como nunca antes y sin posibilidad de curación

Me llamarán absurda, demente o lunática, pero siempre he estado convencida de que, mientras las personas desdichadas escriben para olvidar, las felices lo hacen para tratar de evocar mil sensaciones con sus palabras. Pero qué difícil es describir el efecto que causa el tacto de una determinada piel sobre la propia, en una conexión tan pura que se me antoja irreal y demasiado sobrenatural para que suceda en este mundo. Creo que ni el más magistral de los escritores podría hacer justicia con sus palabras a algo que de tan hermoso asusta, que de tan complicado de encontrar pocos se atreven a buscarlo.
Quizás es que me he vuelto loca sin posibilidad de curación. ¿Quién querría sanarse de algo tan sublime? Solo las personas demasiado cuerdas para comprender la magia de caer sin remedio y como nunca antes en la más afortunada de las trampas de esta vida.

lunes, 17 de marzo de 2014

2:52

"Y de pronto decidimos que somos algo más. Y yo me paré y pensé: vaya, pero si él lleva ya mucho tiempo siendo más que algo para mí. Pero el mundo no se detuvo. Ni entonces, ni nunca. ¿Y qué si somos un minúsculo e insignificante punto en la infinitud incierta del universo? No necesito que nadie entienda, porque ninguna persona jamás comprenderá lo diferentes que somos entre las cuatro paredes de este habitáculo, y que parece mentira que sea feliz con tan poco y que aún no me lo haya creído del todo. Y mira que le he dado vueltas, y tras tanto pensar no he logrado concebir un lugar donde mis sonrisas sean tan sinceras como lo son las que esbozo entre sus brazos."

miércoles, 5 de marzo de 2014

.

"Jamás se lo dije, pero amarla había sido como volar: pasé muchísimo tiempo preparándome mentalmente para saber hacer ambas cosas, pero en el momento de la verdad es el instinto el que te guía y te muestra el camino que has de tomar. Cuando ella dejó de estar a mi lado era en lo único que pensaba, a todas horas y en cada situación, preguntándome cómo había sido tan idiota de no mirarla a los ojos y confesarle que despertaba en mí esa arrebatadora pasión que antes solo había sentido surcando los cielos."

domingo, 16 de febrero de 2014

Esta vez

Se acabó ser siempre la que se pierde, la que trata de encontrarse entre las cenizas de un pasado que aún atormenta a veces. Hace tiempo que me hallé a mí misma y no he sido consciente por completo hasta hace unos días, cuando me percaté de que lo tenía todo para ser feliz y aun así había algo que me frenaba. He comprendido que los miedos no se esfuman nunca, pero que voy a vencerlos por mí y por todos los buenos momentos que dejé que se enturbiaran por culpa del temor absurdo. Esta vez quiero la dicha de los éxitos, la euforia de los buenos momentos y la satisfacción del esfuerzo cuando da sus frutos. Pero sobre todo deseo la paz que me brinda el contacto de su piel sobre la mía.

martes, 11 de febrero de 2014

3:35

¿En qué momento nos volvemos personas de esas que lo dan todo por perdido al mínimo obstáculo? Quizás es que los años nos fustigan sin cesar hasta que aprendemos a dejar ir y a luchar más por aquello que realmente merece el incansable esfuerzo de nuestros desvalidos corazones. Aguardamos algo que jamás llega y estamos demasiado ocupados viviendo entre lamentaciones para ser conscientes de que la vida no termina, de que siempre hay una nueva esperanza detrás de cada intento fallido. Y dicen que de los desengaños se aprende, pero ¿y lo hermoso que es seguir siendo soñadores toda la vida?

miércoles, 5 de febrero de 2014

Domingos

Hay domingos que me gustan porque saben a reencuentros, al anhelo de los días pasados, como cuando regresas a casa tras unas largas vacaciones y sabes que te la sensación que te invade es la misma de siempre, pero parece tan increíblemente nueva que te dan ganas de seguir volviendo durante el resto de tu vida.

lunes, 6 de enero de 2014

Nunca he estado a la altura de este mundo cínico

Qué triste lo de que haya gente que deje de creer en el amor. Tal vez es que nunca he estado a la altura de este mundo cínico, que he sido una lunática desde que nací y lo soy más que nunca cuando se trata de plantarme frente a mis pensamientos y derramar el alma en un sinfín de palabras. La manera que tengo de contar las horas cuando me alejo es un testimonio fehaciente de que la magia existe y que solo tenemos que ser un poco más soñadores para reconocerla.