martes, 26 de mayo de 2015

*

"Nuestros labios, presurosos, se encontraron enseguida, pero no era nada extraño. Siempre andábamos cerca el uno del otro, aunque fuera en la lejanía. Casi parecía que estuviéramos imantados."

No hay comentarios:

Publicar un comentario