miércoles, 9 de diciembre de 2015

Que todo eso que desprendes no lo tiene nadie más

Debe de ser cierto eso de que hay una historia detrás de cada escalofrío, de esos que nos asaltan de tanto recordar, como si regresar a determinados lugares nos hiciera transportarnos a momentos que se han quedado grabados en la memoria.
Reconozco que ahora no cambiaría el sitio, la compañía ni las circunstancias en las que estoy, ni la forma en la que las musas me visitan cuando estamos piel con piel. Qué bonito es eso de saber que eres la fuente de inspiración de alguien, y que sea esa misma persona en quien te inspiras, quien logra sacar de ti las palabras más hermosas que jamás hayan existido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario