viernes, 30 de septiembre de 2011

¿Y si siempre ha sido así?

Indomable subconsciente que me hace caer de nuevo desde lo más alto. Y es que, mientras más trato de sanear cada centímetro de mi cuerpo ocupado por esos efímeros momentos que significaron toda una vida para mí, más me tambaleo, y caigo en la cuenta del enorme riesgo que corro de caer de nuevo en lo que fue un sentimiento absurdo que lo único que he deseado desde sus comienzos es eliminar de raíz. Y aunque lo intente tantas veces, es la parte de mí que no puedo controlar la que trae a mi mente todo lo que un día creí acabado, mas el tiempo me ha enseñado que no ha sido así, que lo único que sucedió fue que me negué a mí misma la irracional situación. Y cuán traicioneras pueden ser esas noches que se presentan inocentes y terminan por desbaratar los muros que construyes a tu alrededor para evitar locuras como la mía.

martes, 27 de septiembre de 2011

You can keep talking...

Ya no son necesarias esas palabras vacías que se han convertido en habituales con más intensidad de la que me gustaría. Esas sonrisas absurdas tras las cuales se hallan los parajes de lo que fuimos en el pasado y que jamás volveremos a ser ya no hacen falta. Lo creas o no, comencé un camino nuevo y dejé atrás esas vivencias que un día erosionaron todo lo que fui. Quizás no sea visible a ojos de los demás, mas fueron tantos mometos en los que me sentí rebasando el límite, que finalmente todo ha caído, y se ve tan nítido que me sorprende que no sea obvio ya. Y es que no eres más que cenizas de esos recuerdos en parte buenos y en parte malos, pero marcados por todo eso que los destruyó definitivamente. Y por muchos intentos que hagamos, ya jamás podremos devolver el reloj para enmendar los errores que cometimos y desembocaron en esa situación.

miércoles, 21 de septiembre de 2011

...

Quien tiene aires de grandeza al final es el que más bajo cae...

martes, 20 de septiembre de 2011

It's like tossing your heart to see where it lands

Me levanté del suelo, y sin secarme las lágrimas me recosté a su lado, acurrucándome en su pecho, buscando esa protección que me dijera que todo estaba bien, aunque entonces era imposible, porque él mismo había ocasionado el hecho de que yo necesitara ese refugio que buscaba con ansia en la calidez de su cuerpo. Sabía que al día siguiente, a aquella misma hora, estaría allí sola, dando vueltas, tratando de conciliar el sueño, echando de menos su presencia, y contando las horas que me faltaban para olvidar definitivamente sus besos, sus caricias, y el amor que durante todo ese tiempo me había entregado a cambio de un hecho que comenzaba a venirle pequeño a la grandeza de mis sentimientos.

sábado, 17 de septiembre de 2011

A pesar de todo

¿Cómo escapar de la cárcel sin salida que constituye tu presencia devastadora? No esperaba esto, no ahora que han pasado tantas cosas y todo se ha ido apaciguando. Supongo que me contuve tanto tiempo que todos los sentimientos han vuelto a fluir con una fuerza inesperada.

martes, 13 de septiembre de 2011

Vas bajando escalones poco a poco...

Y cada día que pasa, a medida que voy sabiendo cómo son las cosas poco a poco, te alejas más de la opinión que un día concebí sobre ti, convirtiéndote en todo aquello que siempre traté de mantener fuera de mi vida. Lo reconozco, vas bajando escalones en mi lista de prioridades.

lunes, 12 de septiembre de 2011

Nada.

Aunque me canse de la situación y se me haga todo cuesta arriba como hoy sé que pasará, nada me va a hacer cambiar de opinión. Todo terminó, después de miles de detalles y cosas que escondí en mí para ocultárselas a los demás, porque no quería ver la realidad y tampoco que nadie intentara abrirme los ojos. Todos los esfuerzos son en vano, aunque parezca en algunas situaciones que las cosas cambiarán de nuevo... No es así. Ya no queda nada, simple y llanamente.

sábado, 10 de septiembre de 2011

Cobardía

Y si me encontrara perdida, ¿Permanecerías ahí, pasara lo que pasara, ante las millones de adversidades que se nos vinieran encima? ¿Serías capaz de quedarte aunque los pilares de tu vida se fueran erosionando con más velocidad de la que esperas, y todo se derrumbara en un segundo? Común cobardía, que de pronto hace acto de presencia, que parece que jamás se marchará. Dicen que aquellas personas que han caído son las que temen volverlo a hacer. No sé si así será, mas reconozco que en algunas ocasiones dudo de tus palabras adornadas de mentiras, esas que salen por tu boca por pura costumbre y ya no eres capaz de detener. ¿Cómo podría no hacerlo? Si todo lo que hago para ti es en vano...

jueves, 1 de septiembre de 2011

No me digas...

No me digas que lo has vivido todo, que has fallado como hicimos muchos de nosotros, no quieras ser más de lo que eres porque entonces solo quedarás por debajo de donde te tenía, y no estás en condiciones de empeorar más la situación. Dices que has experimentado eso que llaman la cruel realidad, y yo me pregunto, ¿Cuándo dejarás de fingir ser mártir para abrir los ojos a la realidad que te rodea, que se te escapa poco a poco de las manos?