miércoles, 28 de noviembre de 2012

Hoy que no estás quedo atrás como un perdedor

"Y no eres consciente de lo que has amado a esa persona hasta que crees haberla perdido, hasta que esa parte que creías llena de pronto la notas vacía, y sabes con certeza cuál es la razón. Te buscas entre los retales de quien solías ser, entre los restos de esa persona que antes eras tú y ya no sabes quién es, porque ella se lo ha llevado todo, incluso esas cosas que creías tan tuyas. Porque no importa cuántos años nos conceda la vida para adquirir experiencia, da igual cuán maduro seas cuando te precipites al abismo de arriesgar y enamorarte. El dolor de la caída solo depende de la grandeza de los sentimientos. Y cuando te percatas de que la has amado como nunca y la has vuelto a perder, no te queda otra cosa que observar impotente como el destino vuelve a llevarse tu fuerza y tus ganas de vivir a un lugar donde no seas capaz de hallarlas."

martes, 27 de noviembre de 2012

Y son esos prejuicios los que me frenan constantemente

No entiendo en qué estación nos hemos detenido, hasta qué punto hemos de llegar para saber quiénes somos o qué nos depara el futuro. Nos piden coherencia, mas, ¿Y si a veces hace falta un poco más de tiempo para alcanzar a comprender? Quizás es que no nos hemos detenido bien a pensar cuáles son nuestras metas.
Todo se detiene de pronto, el mundo parece darme un respiro para que sea capaz de vislumbrar de un modo más nítido aquello que deseo para mí. Creo que no he sabido rebelarme contra mis propios prejuicios, que me he dejado llevar por cosas que creo imposibles pero que algo en mí me cree con capacidad para ello. De todos modos, no soy ni la mejor persona del mundo ni la que más éxito merece, y mis inseguridades me frenan constantemente, como un muro que aún no he sido capaz de derruir. No obstante, lo que espero de las personas que me rodean no es que traten de cambiarme, sino que comprendan quién soy y apoyen mis decisiones por muy equivocadas que crean que son.
A veces olvido que vivo en un mundo de personas mezquinas que lo único que anteponen a la consecución de su propio éxito es el fracaso ajeno, un mundo de esos en los que los débiles se quedan rezagados y pierden las mejores oportunidades. Supongo que hemos nacido para esto, para destruirnos los unos a los otros sin razón aparente para así alcanzar nuestras metas sin importar a cuántas personas tenemos que pisar por el camino.

viernes, 23 de noviembre de 2012

He dejado de intentar descifrar los segundos

Y cuéntame de nuevo qué significa para ti perder el tiempo, pues es que nos pasamos media vida tratando de averiguar el significado de los segundos cuando son ellos los que nos envuelven atrapándonos en su inmensa magia. Esa magia que evitamos con posturas indiferentes, creyéndonos más de lo que nunca hemos sido por el mero hecho de no sentir tan profundos sentimientos, pues pensamos que no enamorándonos evitamos esa debilidad. Y cuán absurdas podemos ser las personas a veces, y también tan cobardes que no lo llego a concebir. Que el tiempo como concepto abstracto es incontrolable, a veces cura heridas, otras veces las reabre. No depende de quienes somos, sino de cuánta paciencia estamos dispuestos a tener a la hora de dejar atrás tan importantes recuerdos.

martes, 20 de noviembre de 2012

A reason to start over new

Búscame aunque tengas la sensación de que no quiero ser encontrada, aunque tengas que hacer caer muros de hormigón para llegar hasta lo más profundo de mí.

lunes, 19 de noviembre de 2012

Queda mucha vida para seguir malgastando tiempo

Cada uno de nosotros tiene sus razones. Para vivir, para reír, para ser felices, quizás incluso para no hallar un camino mejor que el de atarse a un sentimiento caduco y casi morir en vida. Pasamos mitad de nuestra existencia buscando respuestas a unas preguntas que desconocemos, y la otra mitad amargados por no lograr hallarlas. Y cuando volvemos la vista atrás y vemos en qué sandeces hemos malgastado el valioso tiempo que el destino nos concede, echamos a correr, tratando de alcanzar un pasado que nunca vuelve, que no se deja atrapar por muchos lamentos que le dediquemos.

jueves, 15 de noviembre de 2012

Pitch-and-toss

"If you can make one heap of all your winnings
And risk it all on one turn of pitch-and-toss,
And lose, and start again at your beginnings
And never breath a word about your loss,
Yours is the Earth and everything that’s in it"

Y es que no somos los dueños del universo, podremos cambiar lo que somos pero no todo aquello que nos rodea. Llega un momento en el que debemos detenernos a pensar quiénes somos o quiénes deseamos ser, porque la vida se basa en construir poco a poco, pero siempre sobre aquello que representa nuestra esencia. ¿Por qué repeler el riesgo? Dime, ¿Por qué temer otra vez a la caída? Si todo en la vida tiene su función, y ya he resurgido una vez desde lo más profundo de mi pozo personal. Mírame, soy de nuevo yo, aunque queden pequeños retales de esa persona desconocida que fui durante tantos meses. No seré capaz nunca de controlar el destino, de mover los hilos, mas no me preocupa lo que pase. Puedo perderlo todo otra vez, pero nunca la confianza para recuperarme de los más duros golpes.

jueves, 1 de noviembre de 2012

Los valientes son los que saben llorar con la cara descubierta

¿Saben cuál es la peor sensación del mundo? Esa que sientes cuando el alma te pide con ansias una sonrisa y no eres capaz de encontrar motivo alguno para dársela, cuando sientes que no hallas motivos para la felicidad y has de construir unos propios desde cero, tallando ilusiones falsas bajo el yugo de esos sueños que jamás llegaron a cumplirse. La peor sensación del mundo es cuando necesitas unos segundos de tregua y no tienes el poder suficiente para detener el mundo y pensar, ocasionando esa absurda impotencia.
No quiero olvidar los peores momentos, porque son esos los que más cosas me han enseñado. Si estoy aquí es porque he sido capaz de reponerme, aunque los miedos sigan ahí, intactos... aunque no sea esa persona valiente que me gustaría ser. Solo espero que este camino sea el correcto, que este barco me lleve a buen puerto, porque tengo todas mis esperanzas puestas en ello.