lunes, 28 de mayo de 2012

Este mundo de cobardes

Puedes ser un valiente toda tu vida, afrontar los temores mirándolos directamente a los ojos y encarar las más adversas situaciones con una entereza envidiable a ojos de los demás. Sin embargo, cuando en la más absurda de las situaciones te muestras débil, la etiqueta perdura en tu ser de por vida, no importa si es un solo instante en el que flaquean tus fuerzas. Y es que una sola señal malévola pone en entredicho todas las demostraciones de bondad, porque vale más creer a alguien un fracasado que alzarlo como héroe, pues nos cuesta menos asimilar los defectos de los demás que sus incalculables virtudes, o quizás es que digerimos mejor nuestros fallos alzando los del resto. Los valientes no triunfan en este mundo mezquino porque hay demasiadas mentes retorcidas dispuestas a verlos caer. Y no sé si quiero formar parte de esto, si sería crítica en demasía al creer que hay personas cuyas vidas son tan vacías que subsisten a base de los fracasos de otras, creyendo que estos empequeñecen sus propios intentos fallidos.

jueves, 24 de mayo de 2012

Siento decirte que nada es lo que parece

No me creas tan transparente, sabes que nunca lo fui y no voy a cambiar ahora mi más profunda esencia. No necesito justificar quién soy, ni siquiera por qué actúo como lo hago. Quizás a veces lo haga buscando solo mi bienestar, pero es que estoy cansada de preocuparme de lo que opinarán los demás de mi manera de ser. Pensar en lo que has ganado o perdido está de más cuando sabes que has cambiado, que nada es igual, que cuando el destino divide dos caminos paralelos es porque el caudal de vivencias pasadas ha caducado y no da para más. Aferrarte a lo que un día fuiste y ya no eres probablemente terminará pasándote factura, y quizás yo no desee estar ahí para ver cómo sucede.

lunes, 21 de mayo de 2012

Tears don't mean you're losing

Ganar es darte cuenta de que por muchas lágrimas derramadas, tras casi nueve meses intensos, es mucho más valioso lo que te llevas a cuestas que aquello que has perdido por el camino. Ganar significa aprender a valorar tus posesiones sin mirar las de los demás, o quizás sin pensar en lo que no tienes, y tener la certeza de que ni la distancia ni el tiempo derruirán lo que con tanta cautela has construido en los últimos tiempos partiendo de los más indestructibles cimientos.

viernes, 18 de mayo de 2012

Actitud vital

Si es que la vida la malgastamos en tantas cosas porque no sabemos distinguir las nimiedades de los detalles importantes. A medida que pasan los días las quejas y los inconformismos estúpidos van cansando, mientras se acumulan en la enorme montaña de cosas que no debimos decir y de cuya interpretación nos arrepentimos. Supongo que cada uno ve sus problemas como la mayor hecatombe de la historia, pero déjame decirte que el título de mártir no se lo lleva uno por la cantidad de penurias que lamenta, sino por las adversidades que recibe, y no es algo de lo que estar orgulloso. Y es que no hay patetismo mayor que el de aquellas personas que mendigan lástima, que creen en su desdicha por encima de la de cualquier otro y la utilizan para excusarse ante sí mismos, para abandonar el sendero si se torna muy escarpado. ¿Y todavía tienes la osadía de proclamar que te gustan los retos? Piensa que las circunstancias no cuentan, que tu mundo y mi mundo son distintos pero similares, y al cruzarse ambos me has demostrado que las personas no cambian, pero la situación sí.

lunes, 14 de mayo de 2012

Tal vez ya sea tarde

Una de las cosas más importantes que la vida me ha enseñado es que hay que saber retirarse de las batallas a tiempo y en el momento justo. Intentar presionar de más termina pasando factura, pues la avaricia siempre fue mala consejera. He usado mis mejores armas y he jugado mis mejores cartas, pero no se puede luchar contra el destino. Y así me retiro de esta lucha, con la sensación de haber intentado todo lo que estaba en mis manos. Le toca al porvenir dictar su sentencia.

domingo, 13 de mayo de 2012

Cuenta atrás

Como ves, con miedo no se llega a ninguna parte. Aunque todo caiga una vez más y nada parezca encajar en mi complejo puzle, sé que poco a poco iré hallando las piezas correctas. El tiempo me ha devuelto mi optimismo, pues no tengo miedo de aferrarme a motivos ínfimos porque el poco tiempo que me queda en este lugar me ha vuelto fuerte. Aunque mis barreras estén abiertas en la actualidad, no va a ser así siempre, y aunque no haya ganado hasta el punto que esperaba, prefiero ver que todavía no lo he perdido todo. No les voy a dar el gusto de verme caer, no mientras me sobren arrestos para reconstruir lo que parecen ser las ruinas de mi existencia.

sábado, 12 de mayo de 2012

Miedos infundados

¿Sabes? El peligro nunca llega por donde lo esperas, por eso sé que no existen miedos racionales ni lógicos. Todo miedo es infundado, absurdo, siempre es estúpido temerle a algo que aún no ha llegado y no sabemos qué consecuencias puede acarrear. El peligro es siempre astuto, logra escaparse de nuestro entendimiento para pillarnos bajos de defensas, sin poder ni fuerzas para luchar contra él para así asentarse en la parte más honda de nuestra inconsciencia. Así pues, no notamos su presencia hasta que no está bien agarrado a nuestra vida cotidiana, y seguimos negándolo como si eso evitara su evidente repercusión en ella...

lunes, 7 de mayo de 2012

"¿Te das cuenta? La luna no es tan especial todas las noches. Ni siquiera cuando tú la viste especial ha cambiado en absoluto con respecto a los otros días. Quienes la hacemos extraordinaria somos las personas. Dime, ¿no cambia demasiado su hermosura una vez que tienes en cuenta quién la observa contigo? Y aunque eso sea imposible, aunque haya kilómetros de por medio, hay veces que bastan las palabras, el saber que está al otro lado de quién sabe dónde pensando la misma idiotez y queriendo dar tantas cosas solo por poder ver esa imagen en vivo. Hay noches que deberían quedar grabadas en una videoteca, para dentro de veinte años sacarlas, quitarles el polvo y ver con absurda incredulidad qué ilusiones se han cumplido y cuáles se han quedado por el camino. De momento todo parece irreal, como si las evidencias nunca fuesen suficientes. Ojalá tengas esa fuerza y esa paciencia para seguir confiando, créeme, el futuro está a punto de convertirse en presente."