miércoles, 6 de agosto de 2014

Cielo e infierno

"Que alguien detenga este tren, que quiero bajarme, que no me subo a ningún maldito trayecto en el que no viajes tú. ¿Cómo podría negar que eres a partes iguales cielo e infierno? Es eso lo absurdo, que cuando te miro a los ojos hallo una paz tan conciliadora que solo es equiparable a la ardiente tormenta que se desata entre tu piel y mi piel con un mero roce. Siempre has sido y serás una de mis más grandes incoherencias, y eso, aunque no lo creas, es lo hermoso de enamorarse para los lunáticos como yo."