domingo, 27 de diciembre de 2015

El laberinto de tu piel

"Unas horas, diez minutos, e incluso un instante a tu lado me saben mejor que una eternidad agridulce en compañía de otros. Por supuesto que no supone ninguna novedad, pero, ¡ay, cuando vuelve a asaltarme la certeza! Me vanagloriaba de poseer el control, mas es quizás la parte menos racional de mí quien me domina de un tiempo a esta parte. Y mírame ahora, con la madrugada derramándose tras estas cuatro paredes y la melancolía que me causa no contar con tu calidez bajo las sábanas."

miércoles, 9 de diciembre de 2015

Que todo eso que desprendes no lo tiene nadie más

Debe de ser cierto eso de que hay una historia detrás de cada escalofrío, de esos que nos asaltan de tanto recordar, como si regresar a determinados lugares nos hiciera transportarnos a momentos que se han quedado grabados en la memoria.
Reconozco que ahora no cambiaría el sitio, la compañía ni las circunstancias en las que estoy, ni la forma en la que las musas me visitan cuando estamos piel con piel. Qué bonito es eso de saber que eres la fuente de inspiración de alguien, y que sea esa misma persona en quien te inspiras, quien logra sacar de ti las palabras más hermosas que jamás hayan existido.

viernes, 4 de septiembre de 2015

Basta un paso en falso para arder en llamas

-Echo de menos esto.-Susurré, acariciando su brazo desnudo.-Tu piel. La adoraba, ¿recuerdas?
Ella trató de apartarse, pero mi mano ya había agarrado la suya, así que no le fue posible.
-Me ha sorprendido tu llamada.-Musitó.-Has estado meses sin dar señales de vida.
Suspiré y bajé la mirada, algo aturdido.
-Tenía miedo.-Confesé, mientras acariciaba la cicatriz de su antebrazo.-Sabía que al verte o incluso al escuchar tu voz se me nublarían las ideas.
Nos sumimos en un silencio sepulcral, tanto que podía oír su respiración entrecortada, y casi los latidos desbocados de su corazón.
-¿Ves? Lo notas, ¿verdad? Siempre hubo una conexión especial entre tú y yo.
Ella se había quedado muda, con sus ojos clavados en los míos.
-Entonces, ¿por qué siempre es todo tan complicado entre nosotros? ¿Por qué no pueden ser las cosas más sencillas?
Por supuesto, ninguno de los dos tenía la posible respuesta a esa icógnita, a pesar de lo mucho que nos la planteábamos.
-Quizás es que siempre fue un todo o nada entre nosotros. Supongo que los amores de tales dimensiones son difíciles de manejar, incluso para dos personas que solían conocerse tan bien como tú y yo.
Hablar en pasado me dolió más de lo que tenía planeado, y me vi obligado a hacer una pausa en mi alegato. A ella pareció afectarle del mismo modo, y bajó la mirada, como queriendo huir de todo lo que nos había sucedido.
-Lo nuestro era algo difícil de explicar.-Continué.-Diría que era como el fuego: se podía manejar, obtener cobijo de su calidez, pero bastaba un paso en falso para arder en llamas.

domingo, 7 de junio de 2015

Los sueños sin cumplir no dan cobijo

"Al final siempre acabo regresando a ese lugar en el que nunca he estado con las personas que jamás llegué a conocer. Como un círculo vicioso de crear mundos que no existen para intentar vivir en su interior. Pero es entonces cuando te percatas de que que los sueños no dan cobijo a uno hasta que no se cumplen, y la desazón que esto causa te hace regresar una y otra vez al punto de partida, hasta que maduras y eres consciente de que el mundo de a pie puede ser mucho más maravilloso que el que idealiza tu mente para escapar. Al final se trata de eso, de dejar de huir, pero supongo que para quien tiene una imaginación prodigiosa no es sencillo, porque es casi como estar viviendo dos vidas paralelas a la vez."

martes, 26 de mayo de 2015

*

"Nuestros labios, presurosos, se encontraron enseguida, pero no era nada extraño. Siempre andábamos cerca el uno del otro, aunque fuera en la lejanía. Casi parecía que estuviéramos imantados."

lunes, 11 de mayo de 2015

Ya no tengo nada de lo que huir

Qué curiosa es esa manera que tienen algunos miedos de calar tan hondo que se convierten en pasiones. Es como quien tiene una vez miedo de amar y de pronto se topa con alguien con quien se vuelve inútil resistirse, como si fuera inevitable. Quizás sea contradictorio, pero ahí reside la magia de estos delirios, su fuerza, capaz de romper toda clase de temores.
Serán estas madrugadas, que me incitan a pensar en exceso, mas he llegado a un punto de mi vida en el que soy tan feliz que no me importa. Y que me quedaría en vela cada noche si pudiera, porque ya no tengo nada de lo que huir.

domingo, 19 de abril de 2015

.

"Cuando quise huir, ya tenía su mirada clavada en mí. 
Su intensidad me abrumó. No quería aquello. No otra vez. Después de todo, y del tiempo que había pasado, ¿aún no era distinta la aplastante turbación que sus ojos provocaban en mí?
Y qué modo tan descabellado tenía de profesarle amor. Era de un surrealismo solo digno de las mejores historias de ficción.
Y aun así, siempre había un nuevo obstáculo. Y siempre era yo la que se rendía."

domingo, 22 de marzo de 2015

Infinito es cada instante que me das

Llora el cielo a mis espaldas y me busco tras esta nostalgia, o lo que es lo mismo, te busco a ti en cada recóndito lugar de estas cuatro paredes que tanto siento ya como mi hogar. Y nada me consuela en este turbulento sinfín de aflicciones, salvo la certeza de que las manecillas del reloj corren veloces hacia un nuevo encuentro.
Malditas madrugadas de lluvia. Malditas las horas que pasas lejos.
Pero, ¡ay, bendita esa forma que tienes de regresar a mí siempre!

martes, 10 de febrero de 2015

Tiempo

¿Qué le pasa al tiempo, que parece que pasa en vano? ¿Qué sucede, que dice que cura heridas pero va dejando cicatrices? ¿Quién será el primero que se atreva a plantarse frente a las huellas de nuestros errores más desafortunados? Qué asombroso es esto de recordar, que parece inofensivo hasta que nos traslada junto a nuestros más temidos fantasmas. Digamos que hay muchos valientes, pero no hay osadía que valga cuando uno se enfrenta a las cosas que ya no se pueden cambiar.