domingo, 7 de junio de 2015

Los sueños sin cumplir no dan cobijo

"Al final siempre acabo regresando a ese lugar en el que nunca he estado con las personas que jamás llegué a conocer. Como un círculo vicioso de crear mundos que no existen para intentar vivir en su interior. Pero es entonces cuando te percatas de que que los sueños no dan cobijo a uno hasta que no se cumplen, y la desazón que esto causa te hace regresar una y otra vez al punto de partida, hasta que maduras y eres consciente de que el mundo de a pie puede ser mucho más maravilloso que el que idealiza tu mente para escapar. Al final se trata de eso, de dejar de huir, pero supongo que para quien tiene una imaginación prodigiosa no es sencillo, porque es casi como estar viviendo dos vidas paralelas a la vez."

No hay comentarios:

Publicar un comentario